More Stories
En los rincones nebulosos de la noche
Los alcaravanes estaban más inquietos que nunca esas noches de octubre, demasiado trasiego en Los Giles, demasiados hombres en camiones para ser torturados sin que nadie escuchara sus gritos y alaridos.

Domingo Valencia no tenía más de quince años y era uno de los torturados, estaban todos, más de treinta, todos de Tamaraceite, retenidos en el cuartelillo del Ayuntamiento de San Lorenzo, en la Carretera General. Desde allí los llevaban en la oscuridad a los descampados cerca de Tenoya para golpearlos, para hacerles hablar, dar cualquier dato sobre sus actividades políticas y sindicales.

A Juan Santana Vega, el alcalde comunista, a Francisco González Santana su camarada, casi su hermano, ya que se conocían desde niños, se criaron en la misma calle, jugaban juntos, estuvieron en la misma escuela, comenzaron juntos a trabajar con apenas once años, conocieron a las mismas muchachas, a los dos los tenían aparte, les pegaban más fuerte, los torturadores se esmeraban más en generar el máximo dolor, en tratar de sacarles toda la información posible.

El chiquillo Valencia muy asustado los miraba desde el grupo de los más jóvenes a los que también golpeaban, observaba su entereza, como se mantenían sin hablar a pesar de los latigazos con la pinga del buey que les abrían heridas profundas en sus espaldas, pero ellos resistían una noche más, Juan miraba a Pancho, ambos se miraban, con los ojos se decían que ya estaban muertos, que era mejor seguir con dignidad, con entereza, con valentía de clase, manteniendo hasta el último instante el valor, la tenacidad que les hizo gobernar con mayoría de izquierdas aquellos escasos meses antes del golpe fascista.

Casi amaneciendo las mujeres aparceras que iban camino de los tomateros de los Betancores escuchaban los gritos, veían los movimientos de los falangistas y guardias civiles, el brutal maltrato, como introducían uno a uno a los hombres destrozados en los camiones, los transportes cedidos por los terratenientes agrícolas para llevarlos de nuevo al cuartelillo en el sótano de la Casa Consistorial de Tamaraceite.

Solo fueron dos escasas semanas, pero parecieron años de todo tipo de atrocidades, madrugadas interminables de sufrimiento que marcaron para siempre a los que sobrevivieron, unos pocos como Domingo Valencia siguieron toda su vida luchando sin miedo, otros en cambio jamás quisieron hablar, contar lo que sucedió, el terror lo llevaban incrustado en lo más hondo de sus conciencias, no eran cobardes, eran hombres destrozados, marcados de por vida, inválidos de amor y ternura.

Una noche no los sacaron del calabozo, el pequeño recinto para no más de diez hombres, donde llevaban hacinados una treintena varias semanas sin apenas agua y comida, esa noche los metieron en el camión y los condujeron a Capitanía General, al Gobierno Militar en la calle Triana, allí siguieron pegándoles salvajemente, más allá vino el Castillo de San Francisco, los campos de concentración de La Isleta y Gando, el día del fusilamiento de los cinco en el campo de tiro cerca de El Confital, aquel 29 de marzo del 37 cuando Juan y Pancho fueron fusilados junto a Manuel Hernández Toledo, Antonio Ramírez Graña, Matías López Morales, todos unidos como cuando iban de parranda a los bailes de taifa, pero esa vez acongojados por la muerte inminente, el pelotón, los cientos de falangistas con sus familias y sus niños sentados en las laderas para ver entre vitories el espectáculo de las ejecuciones.

Domingo los despidió aquella madrugada que los sacaron del barracón de Gando, el chiquillo supo que jamás los vería, todavía los sigue esperando en los rincones nebulosos de la noche.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Dibujo de Castelao (Arriba os probes do mundo...)
El delirio y la rabia
Nicanor Falcón, cuando se emborrachaba se iba a la casa de Claudio Rivero uno de los asesinos de su padre, tambaleándose subía el callejón del laberinto intrincado del barrio de San José hasta llegar a la vivienda de dos plantas donde vivía el fascista, desde la calle profería gritos e insultos:

-Cabrón, hijo de puta, asesino, mataste a mi padre, me quitaste  lo que más quería criminal-

Dentro Rivero se reviraba desalado, se le ponía la cara muy roja, las venas del cuello muy hinchadas, se asomaba por una rendija de la ventana y lo veía con el puño en alto, lanzándole todo tipo de improperios.

El guardia civil retirado le tenía miedo, le venían a la mente los cientos de asesinatos de republicanos donde había participado, el rostro destruido por la bebida de Nicanor se le parecía al de su padre, los mismos ojos, la misma voz rota, el mismo color moreno de su piel, el mismo rostro que vio en el momento de empujarlo de espaldas al agujero volcánico la Sima de Jinámar.

Le parecía que uno de los muertos venía a buscarlo a su casa como un fantasma del pasado, en su vejez prematura por el cáncer linfático se ponía muy mal al escuchar los gritos del borracho, del hombre alcoholizado que cada vez que bebía no fallaba en la puerta de su vivienda.

Siempre agarraba el teléfono y llamaba a la Policía Nacional de la Plaza de La Feria:

-Está aquí de nuevo este hijo de puta, vengan ya para inflarlo a hostias- decía.

Al momento se presentaba un jeep con varios grises dentro, tomaban de forma violenta de los brazos a Nicanor y si se resistía le metían un rodillazo en la columna vertebral, lo introducían en el vehículo y se lo llevaban a la comisaría junto al Gobierno Civil.

Desde la ventana Claudio Rivero miraba toda la operación, no se atrevía a salir y siempre uno de los policías al mando, sonriente desde la ventana del vehículo le levantada el dedo gordo en señal de misión cumplida.

El fascista se iba directo al cajón de las medicinas y se tomaba varios ansiolíticos, se tumbaba en el sillón y notaba como le temblaban las manos y las piernas, no entendía ese miedo, la enfermedad lo machacaba, recordaba aquel día en que la mujer de uno de los que había asesinado, le dijo roja de ira, en el mercadillo de los domingos de Vegueta:

-Te maldigo perro asqueroso, te deseo que mueras ahogado en sangre, que el dolor sea tan fuerte que no puedas vivir tranquilo los años que te quedan-

En la Plaza de la Feria sacaban siempre a golpes del jeep a Nicanor, lo llevaban a una de las celdas y allí le esperaba la tortura, algunas veces golpes en todo su cuerpo con una toalla mojada, otras le hacían “El submarino”, metiendo su cabeza envuelta en una bolsa de plástico en una bañera de orines y excrementos, alguna vez, las menos, corriente eléctrica en sus genitales colgado por las piernas.

La borrachera se le cortaba y en la mañana lo dejaban marcharse, lo primero que hacía era dirigirse a la churrería “La Madrileña” en la trasera de Bravo Murillo, pedir un café solo y dos churros, allí se pasaba más de una hora pensando, meditando, rumiando todo ese dolor que le había destrozado su vida.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Dibujo de Castelao (No entierran hombres, entierran semillas)
Madrid que bien resiste
Lucía Cabrera se unió a las milicianas del grupo de poesía y lectura desde que supo que se había producido el alzamiento militar, la joven canaria se había desplazado a Madrid desde Lanzarote para cuidar a su bisabuela Matilde Pallarés, se pasaba el día leyendo desde muy chiquita en su pequeño pueblo de Teguise, devoraba la biblioteca heredada de su padre fallecido de tuberculosis antes de cumplir los treinta años, navegaba por los textos de Julio Verne, de Salgari, de Gorki, de Tolstoy..., iba de libro en libro, de historia en historia, de aventura en aventura, casi desde que aprendió a leer en la escuelita de doña Remedios Guadalupe.

Con catorce años tenía ideas revolucionarias como su padre, libertarias, creía firmemente en un mundo mejor sin reyes, sin estado, sin caciques, sin curas, sin iglesias y opresores, conversaba con Luis Fernández, el hijo de Gregorito el chófer de los Manrique, el joven estaba estudiando derecho en la isla de Tenerife, un intelectual de veinte años, con las mismas ideas que Lucía, las mismas ganas de cambiar el mundo.

Madrid era el escenario de la esperanza de la humanidad, cada instante era heroico y la misma consigna: ¡No pasarán! En cada calle, en cada ventana las banderas republicanas, rojas, rojinegras, grupos de mujeres y hombres hablando en distintos idiomas con fusiles en los hombros, brigadistas internacionales, venidos de cada rincón de la tierra para luchar contra el fascismo.

En las afueras de la Casa de Campo hacían prácticas de tiro, a Lucía no se le daba mal el uso del máuser, tenía buena puntería, varias horas cada día entre compañeras y compañeras con las mismas ansias de libertad, unidos por la construcción de un mundo mejor.

Dejó de dormir en la vieja casa de su bisabuela en la calle Zurbano del barrio de Chamberí en pocos meses, con ella se había quedado su prima María Luisa, que también la cuidaba y trataba muy bien.

La muchacha se unió al campamento miliciano en la zona de El Retiro, dormían en tiendas de campaña y en antiguas chozas de pastores, estaban siempre preparadas para entrar en combate, resistir los constantes bombardeos que generaban tanta muerte, sobre todo en la población civil, era normal ver personas muertas en las calles por las bombas, niñas y niños que venían del colegio destrozados entre charcos de sangre, asesinados por las aviaciones alemanas, italianas y españolas, en aquellos momentos parcialmente en manos del ejercito fascista español, causando mucho daño en las viviendas, en la infraestructura de un Madrid herido de muerte en el corazón de su pueblo.

Recordaba siempre la paz de Lanzarote, las gerias con los racimos de uvas, el buen vino que tomaban en las fiestas patronales, las papas arrugadas con mojo, el gofio, los sancochos con pescado salado que preparaba su madre la maestra Eloísa Marrero. Unos recuerdos que venían en las noches, cuando se más se escuchaban las explosiones del frente de guerra, el sonido atronador de los obuses, las ráfagas de ametralladora, los gritos, casi alaridos de las mujeres y hombres heridos de muerte.

La noche del 28 de diciembre del 36 llegó la noticia de la muerte de Arcadio Monzón, el hombre que más amaba, su amigo, su confesor, su cómplice en mil noches de amor y conversaciones interminables, era carpintero de rivera, procedía de Las Palmas, estaba integrado en el Quinto Regimiento junto a Miguel Hernández, lo habían acribillado a balazos en el avance de los nacionales cerca de Toledo, todo se venía abajo en Madrid, en la conciencia de Lucía, que veía derrumbarse su mundo, morir a sus compañeras y compañeros, la huida del terror mientras disparaba desde las trincheras sin saber si había matado a alguien, solo seguía apretando el gatillo con la esperanza de que alguna vez llegaran buenas noticias.

Todo había ido demasiado deprisa, los días y las noches eran de menos de un minuto, cuando la sacaron de la prisión de Ventas a las cinco de la mañana, no iba sola, la acompañaban más de treinta mujeres en el camión hacia el cementerio del Este, había que esperar haciendo cola para los fusilamientos en el paredón junto a las fosas comunes, allí pudo contemplar con horror el modus operandi de cada fusilamiento, la frialdad de los fascistas, el estruendo a la voz de ¡Fuego! pensaba en su padre, en los días que la llevaba en los hombros, los dos desnudos, corriendo, simulando que él era un caballo cuatralbo, que ella su jinete en aquella playa de agua cristalina junto a los Ajaches.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Milicianas marchando en Madrid (Foto Gelda Taro)
12 de octubre de 1492: Por las venas de los gobernantes españoles sigue corriendo colonialismo a raudales
Desprenderse de las naciones que hacen de su Estado una Grande y Libre? Ni hablar. Los actuales gobernantes españoles y gran parte de la “oposición” no han cambiado un ápice su mentalidad colonialista, por el contrario, son tan fieles discípulos de sus antepasados que los sobrepasan. No sólo tratan de amordazar y maniatar a las […](image)
Delirio de sombra
Sobre las ocho de la noche no se sabe porqué pero Diego González comienza a quejarse, habla de miedos ancestrales que le marcaron su vida, todo se complica al ponerse el sol, es raro, no lo podemos entender, pero se planta en esa nebulosa de recuerdos negros y no puede salir de ese túnel del terror:

-Va a pasar algo, va a pasar algo, ya vienen subiendo por el callejón, son varios hombres, escondan al niño, escóndanlo, que no lo vean, sáquenlo de la cuna, sáquenlo, que no lo vean, que no lo vean- dice Diego en su delirio, siempre a la misma hora, no puede olvidar, no puede perdonar a los asesinos de su hermanito de cuatro meses aquel 24 de diciembre del 36.

Se inquieta, ni la televisión lo entretiene, se levanta, comienza a asomarse a la puerta que da al patio de las flores, mira la puerta, mira la calle, se mete dentro, vuelve a asomarse, inquieto, asustado:

-Ya vienen, ya vienen, oigo los pasos, va a pasar algo, va a pasar algo, escondan a Braulito, mi padre Pancho no está, está escondido en las montañas hace seis meses, no está, ya vienen, ya vienen, van subiendo la cuesta son siete hombres de azul con pistolas y fusiles, escondan al niño, escóndanlo- vuelve a repetir sin tranquilizarse, siempre a la misma hora, cuando el sol se pone y llega la oscuridad.

Loba la perra canela lo mira preocupada, también está nerviosa al verlo sufrir, se le acerca le lame la mano, se tumba a su lado, se pone boca arriba como invitándolo a jugar, pero él sigue mirando, acechando el callejón, la llegada de la Brigada del amanecer cuando se acerca la noche, aquellos hombres que asesinaros a su hermano cuando Diego tenía 11 años, la noche de Navidad, aquella Navidad sin turrones, sin golosinas, sin alegría, sin esperanza, solos en la humilde vivienda, entretenido junto a sus hermanos en ver pasar las estrellas fugases.

Varias veces en Urgencias, allí parece tranquilizarse un poco cuando lo auscultan los médicos, pero al volver se junta de nuevo el dolor, la confusión, el miedo, la boca seca, sin saliva, en el instante que vio volar a Braulio contra la pared, los gritos de los fascistas, los alaridos de Lola su madre cuando no se podía parar la hemorragia de la cabeza del bebé.

Los guardias civiles y falangistas abandonando el recinto tras el asesinato, la Nochebuena más triste de su vida, por eso nunca la celebró, yo no lo entendía pero luego supe lo que había pasado, por eso se quedaba fuera fumando mirando al cielo, recordando al chiquillo, a su padre fusilado tras entregarse después de la muerte de Braulio:

-Está llorando un niño, está llorando, está llorando, va a pasar algo, va a pasar algo, está llorando mi hermanito, ya vienen, escóndanlo, escóndanlo, van subiendo, cierren bien la puerta, hay hombres fuera, mataron al perro, se escuchó un disparo, mataron al perro, ahora vienen, ahora vienen, escóndanlo, escóndanlo-

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Madre con niño asesinado (II) postscripto de "Guernica" (Pablo Picasso)
Perú: nuestros políticos de juguete*
Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
23-7-2006

Perú: nuestros políticos de juguete*

¿No es común ver, para cualquier fenómeno u ocurrencia que demanda una sola explicación, mil o más conjeturas, revestidas de palabras bonitas, mucha nadería y soberbia estupidez la que emiten nuestros políticos de juguete? No dudan en agenciarse cursos de gobernabilidad en el extranjero y aunque el seso les acompañe casi nunca, orondos, muestran sus diplomas que los nominan como “facilitadores, gestores, estrategas” del tan manido arte de “gobernar”. Pero más allá de la voz “profunda”, los lentes que intelectualizan cerebros congénitamente idiotas, hay poco, tan solo palabras, palabras, palabras.

Nuestros políticos de juguete lo son ¡precisamente! porque de cada mil términos que emiten, 998 son ejercicio hueco o habilísima destreza para confundir más, no proponer nada y ¡mucho menos! impulsar un mensaje orgánico pensando en los más y en el horizonte de cinco o siete décadas. Inmediatistas, gárrulos en la forma y palurdos categorizan que la aparición en cualquier medio, radio, periódico o televisión, llena el objetivo de sus casi ciegas y torpes ambiciones.

Tomemos un ejemplo muy fácil. Muchos payasos saben que el sillón edilicio de Lima es inalcanzable. No sólo porque los convenios de un sistema demandan mantener el status quo en el que hay una danza de millones de dólares, vía contratos con nombre propio, licitaciones amañadas e iniciativas con dedicatoria antelada, sino también porque tradicionalmente el elector ha sido bombardeado, noche, mañana y tarde, para “comprender” que lo que tienen hoy es lo mejor y más sensato. Un parlamentario como Rafael Rey, que no suele hablar sin bases, polémicas muchas veces, ha denunciado a Castañeda Lossio por irregularidades que tendrán que ser exhaustivamente esclarecidas ante la opinión pública. Pero hay quienes saben sí, que las carreras políticas de juguete, se “construyen” apareciendo en los medios porque nadie exige sino regurgitaciones coyunturales, muecas y enojos, mohínes y pañuelazos ¡pero nada de ciencia o conciencia!

¿Por causa de qué el ciudadano nacional es tan poco exigente? No le extraña que el político sea de juguete, al contrario, se solaza en cuál escándalo fue de mayor estrépito o intimidad, como si ello procurara una luz de esperanza para el habitante común y corriente. ¡Para nada! En cambio, los medios han fabricado a un elector acrítico, bobo, profundamente mecanizado. Es asesinado un juez, presuntamente por el narcotráfico internacional y eso ya no lacera las fibras nacionales porque aquí hemos tenido decenas de miles de muertos a bombazos y crímenes masivos en todas direcciones, desde el terrorismo dinamitero hasta el Estado nocturnino y alevoso que cohonestó matanzas en nombre de la “democracia”. Hay una conclusión irrebatible: el peruano de hoy, es genio y figura, diseñada por los medios de comunicación. No extraña, por tanto, que estos mismos medios, no sean criticados ni emplazados.

Es muy fácil conocer a los políticos de juguete. Hablan con una intelectualidad de que carecen y para eso vomitan por donde pasan, términos que suenan bien y a difícil: gobernabilidad, generación de mercados, sociedad civil, la defensa de la democracia, etc. Usan anteojos y pronuncian citas de libros que no entienden pero que abundan en sus “conferencias” y libros que las más de las veces son compilaciones de sus intentendibles “artículos periodísticos”. Sobornan hombres de prensa con desayunos, almuerzos y comidas y son los que suelen alimentar desde la efímera coyuntura del gobierno o posición de dominio con propinas a malos elementos que los dejan apenas pierden la pitanza. Tienen contactos pero su discurso da para quince o, a lo más, veinte días, luego deben buscar más palabrería porque la coyuntura así lo requiere.

Hace largas décadas que Perú carece de políticos de fuste, con vocación de futuro y capacidad de renuncia al yo personal para abundar y discurrir en el yo colectivo. Si se los convoca a trabajar en equipo declinan porque sus egos son elefantiásicos. Mientras que en Perú nuestros políticos sigan siendo de juguete por la terquedad ignorante de no entender que la unión hace la fuerza, el país seguirá engrilletado a la mediocridad y a la desesperanza. No es en definitiva un panorama alentador. Pero tampoco es un sino invencible como cambiable. Depende de cuanta convicción pongamos en el tema para erradicarlo a favor de las grandes mayorías.

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

hcmujica.blogspot.com
Skype: hmujica




Fino maquillaje y haute couture para robos en Perú
Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
16-10-2017

Fino maquillaje y haute couture para robos en Perú

Que la trasnoche camina en el día y que aquí llueve para arriba son tesis imbatibles. Charlatanes sospechosos de robos gigantescos cuando pasaron por la cosa pública, son “formadores de opinión o políticos con experiencia”. En nuestros pagos hay esmero sobresaliente para disfrazar raterías vulgares del dinero público con secretismos, garrulería abundante y desverguenza a prueba de balas.

Conozco muy de cerca un caso: los pasaportes electrónicos y el hasta hoy jamás desmentido sobreprecio de US$ 16 millones de dólares en su compra en diciembre del 2015 en la Cancillería. Es decir hay un grupúsculo de delincuentes que se levantó esa suma y hasta hoy no está en la cárcel, expulsado de su entidad y publicados con foto, nombres y apellidos en los medios de comunicación, sus integrantes o cabecillas.

Recordemos, a guisa de mínima referencia: en octubre del 2015, la Superintendencia Nacional de Migraciones, compró 1’200,000 pasaportes electrónicos al consorcio francés –que luego se convertiría en monopolio proveedor- Gemalto-Imprimerie Nationale, a un precio (véase la infografía) y en diciembre del mismo año, entre gallos, villancicos y media noche, la Cancillería hizo lo propio para 400 mil unidades y con el jamás refutado sobreprecio de US$ 16 millones.

En junio de este año 2017, ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, el anterior Contralor, Edgar Alarcón, expuso in extenso, documento impreso de por medio, este caso de la Cancillería y anunció que la carpeta 023 ya obraba en los dominios del Ministerio Público. Varios congresistas nos han aseverado que ¡desde entonces! el asunto no ha sido visto nunca más en el Parlamento.

En castellano fácil, Contraloría puso su auditoría a disposición del Ministerio Público. Más aún, hizo lo propio con el examen que practicó a la Superintendencia Nacional de Migraciones por el mismo pasaporte electrónico y cuyo origen está –tal como lo ratifica una carta- en las denuncias que hizo el periodista que escribe.

Las licitaciones para pasaportes electrónicos con las desverguenzas, irregularidades, direccionamientos y demás fiascos, fueron públicas y también las denuncias que se hicieron. El pasaporte es un documento de alta seguridad pero NO ES SECRETO. Quien lo necesita lo pide y accede a él vía el pago de los derechos.

Cabe preguntarse que SI NO ES SECRETO           el pasaporte electrónico, por tanto, la investigación sobre sus procesos de producción, expedición, software de respaldo y los presuntos delincuentes incursos en el tema, tampoco pueden recibir blindaje o protección de anonimato ¡y menos del Estado agraviado! si el afectado es el público contribuyente.

Me llegan alarmantes versiones que TODAS las investigaciones o auditorías o procesos penales en torno a la Superintendencia de Migraciones y Cancillería, tienen ahora el alegre marbete de SECRETO. ¿Por qué arte de birlibirloque se pretende dar secretismo a un documento que no es arma de fuego, ni artilugio satelital o piedra filosofal para aliviar innúmeros males?

¿Qué hace el Congreso? La pregunta, directa y sin ambages, también debe ser enderezada a la sociedad civil (periodistas, ONGs anticorrupción, sociedades amantes del país, y un sinfín de etcéteras), ¿qué hacen por combatir el supuesto secretismo a investigaciones que no debieran serlo?

El SECRETO sólo protege a los rateros y estafadores. Que deba guardarse prudencia es una cosa pero con los temas apropiados. Mañana, la compra de alfileres o pañales o papeles higiénicos para las altas direcciones, también podría ser SECRETO y entonces ¿quién dice esta boca es mía?

Por nuestra parte y premunidos de la absoluta convicción en defensa del interés público, continuaremos en las pesquisas e investigaciones. Que a nosotros NO nos asustan las amenazas o los juicios (en todos hemos salido victoriosos). Quien le roba al pueblo, en SECRETO o en público, es un vulgar y miserable delincuente.
…………………………………..





En la inocente soledad
El franciscano llamó a Berto y Fabián Navarro al confesionario para recriminarles su comportamiento, Don Ramón, el fraile vallisoletano había venido a Las Palmas a los pocos años del golpe de estado fascista del 36, tenía muy mala fama entre los menores internos por su extremada violencia, le gustaba agarrar por las orejas y despegarlas parcialmente con sus tirones, mientras les soplaba su aliento fétido en la cara de los chiquilllos.

Más de una noche solía rondar por los dormitorios para hacer tocamientos en los genitales de los niños, no dejaba de rezar entre abuso y abuso, también en algunos casos se los llevaba a su celda para consumar con más tranquilidad sus violentas prácticas sexuales.

Esa era la tónica habitual en este centro dependiente de Acción Social de Falange en el barrio colonial de Vegueta, la mayoría de los monjes forzaban a los menores, sobre todo si eran rubios con los ojos azules o verdes, antes de ser vendidos a cualquier familia pudiente que pagara el alto precio de estos niños robados a familias de republicanos asesinados.

Los dos hermanos vieron al siniestro religioso con sus hábitos al fondo de aquel oscuro cajón de confesión, les llegó el asqueroso olor de su halitosis crónica, la pestilencia a sudor por no haberse bañado en semanas, los obligó a arrodillarse de un grito, los chiquillos temblaban:

-Ave María purísima hijitos míos habéis pecado de nuevo y ahora ya no podré perdonaros, ya no bastara con la mamadita, estaba vez tendréis que asumir las consecuencias- dijo con una voz que sonaba infantil y afeminada desabrochándose la sotana por la calentura.

De fondo en la capilla se escuchaba un coro de voces varoniles, era la hora del Ángelus, olía al sahumerio que daba ganas de vomitar al pobre Berto, que lo asociaba a las noches interminables en la cama de aquellos curas depravados.

No entendía como podían rezar y bendecir antes de violarlos, aquella soledad sin que nadie pudiera defenderlos, recordaba la seguridad de su hogar, la ternura de la madre ahora encarcelada, los juegos y el cariño de su padre asesinado, desaparecido en alguno de los puntos de exterminio en la isla, los terroríficos recuerdos de aquella noche, cuando lo sacaron a la fuerza de la humilde vivienda de Casa Pastores para llevárselo para siempre:

-El corazón es como una flor blanca inmaculada que mancháis con vuestras acciones, se va poniendo muy negro como el carbón, hasta que huele a azufre al estar tan impregnado de tanta malicia, entonces viene el diablo, Satanás en persona, que es quien se encargará de llevarlos al infierno, si antes no sois capaces de hacer un acto de sagrada constricción para liberaros del fuego eterno- predicó puesto en pie con los brazos alzados hacia el techo Don Ramón, los chiquillos no se atrevían a levantar la cabeza por miedo a que los golpeara con el bastón de madera.

Salieron de la pequeña sala de oración de la mano del fraile y su agudizada cojera por el ácido úrico en sus rodillas, “demasiada carne y vino” pensaba siempre el franciscano, Berto miró hacia atrás, se le había quedado junto al reclinatorio el pequeño cochecito de madera, el regalo de reyes que le había hecho su padre las pasadas navidades, ni siquiera hizo nada por volver a recuperarlo, al otro lado de la calle se escuchaban gritos de hombres, alaridos, de quienes estaban siendo torturados en ese preciso instante en el Gabinete Literario.

La puerta de la celda se cerró violentamente, sobre la cama había un gato negro inmóvil que los miraba, en la ventana, junto a las gruesos barrotes, una paloma blanca daba de comer a sus dos pichones, parecía que que no iba a suceder nada, que la santa inocencia jamás sería cercenada.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

En la otra esquina del verano
Los sicarios de Falange salieron a la calle meses antes del golpe con la violencia a flor de piel, rompiendo manifestaciones obreras, agrediendo a personas que se movilizaban pacíficamente en demanda de sus derechos sociales y laborales, nadie imaginaba que desde la noche del sábado 18 de julio del 36 estarían asesinando a miles de canarios.

La reunión con el gobernador civil Antonio Boix Roig de varias organizaciones revolucionarias solicitando armas para defender al pueblo de los ataques fascistas no funcionó, el alto funcionario de la República justificó su negativa en que no sería necesaria la utilización de la violencia, que los rumores de alzamiento sedicioso eran infundados, que estaba todo muy controlado, que sería imposible cualquier tipo de sublevación militar.

Cuando salieron del breve encuentro la decepción era generalizada entre los asistentes, Antonio Aguiar, responsable de la Federación Obrera y sindicalista aparcero en el noroeste de Gran Canaria fue el primero que habló:

-Este hombre no se entera de lo que está pasando, no ha visto lo que han hecho esos asesinos en las manifestaciones, la crueldad de sus actuaciones contra nuestro pueblo-

El resto de compañeros asintieron con la cabeza, se tomaban unos vasos de agua y varios cafés en un bar junto al Campo España, cuando escucharon los cánticos y vieron pasar al numeroso grupo faccioso por la calle León y Castillo, un aire marcial en el desfile, uniformados y las miradas de odio cuando los vieron en la puerta, encabezaba la marcha el jefe requeté Dionisio Barber Urquijo, que llevaba una bandera azul con el yugo y las flechas, cantaban el “Cara al sol”:

-Estos nos van a matar a todos, tienen armas de los terratenientes y militares traidores- exclamó en voz muy baja Santiago Alcántara abogado canario, colaborador del diputado comunista Eduardo Suárez en la defensa de los derechos de las mujeres tabaqueras.

Los falangistas siguieron hacia la calle Triana, la gente los miraba con miedo, algunas mujeres cerraban las puertas y ventanas a su paso, veían en ese grupo a tipos vinculados a los caciques, encargados de los tomateros de los Betancores,  del Conde o la Marquesa, personajes siniestros que llegaban incluso a golpear a quienes disminuían el ritmo de trabajo en las interminables jornadas laborales de la mañana a la noche por un sueldo ínfimo.

También había algunos niños que portaban banderas con simbología vinculada a la Iglesia Católica, a lo que ellos llamaban la “Santa Cruzada contra la “conspiración judeo-masónica y marxista”, un desfile que metía el miedo en el cuerpo de la gente al ver en el grupo a quienes ejercían y apadrinaban la injusticia, abusando del poder que les daban los conocidos como los “dueños de la isla”, los mismos apellidos del holocausto indígena, los que se repartieron las tierras, los manantiales, los barrancos por donde corría más agua, dejando para el pobre solo la miseria, la esclavitud, la explotación y el hambre.

La comisión de representantes de organizaciones gremiales, partidos de izquierda y sindicatos se despidió con mucha decepción, algunos abrazos, vivas a la República, todos sabían que la muerte esperaba agazapada, que ya sería inevitable el genocidio.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Soberanía peruana: imprescindible visión integral
Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
8-10-2017

Soberanía peruana: imprescindible visión integral

El regalo que se hizo de nuestra soberanía aérea durante el gobierno de Alan García a Chile es algo que se tiene que corregir y no puede quedar impune.

Una de las más fundamentales, si no la más importante, forma de abordar la difícil vecindad con Chile (Alfonso Benavides Correa, dixit), la constituye el incorporar a nuestra clásica división geográfica-política, el Mar de Grau y el espacio aéreo sobre el cual nuestra Nación ejerce soberanía y dominio.

A Costa, Sierra y Selva, debe adicionarse la vasta franja litoral de algo más de 2500 kilómetros de largo, su riqueza ictiológica y minera y su calidad de despensa alimenticia para millones de peruanos y también el espacio aéreo, ámbito de transporte comercial y que en casus belli representa el escenario decisivo en múltiples enfoques.

Por tanto, si hasta hoy la visión geopolítica del peruano fue tridimensional, a partir de hoy, con riesgo –de no hacerlo- de repetir esquemas arcaicos e ineficientes, el panorama patrio debe ser pentadimensional: Costa, Sierra, Selva, Mar de Grau y Espacio Aéreo.

¡Precisamente! y por una claudicación del gobierno de Alan García Pérez, podemos recordar que el Memorándum de Entendimiento Aéreo del 2011, Memo García Pérez, le está costando al Perú la fuga de más de 5 mil millones de dólares ganados exclusivamente por LanChile, sin reciprocidad alguna, en detrimento de la dignidad y soberanía aérea nacional. El monto es gigantesco y NO PUEDE DESLIGARSE, bajo ningún punto de vista de los temas terrestres y marítimos. El acápite está al voto en la Corte Suprema y lo tiene –vergonzosamente encarpetado desde el 2016- la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso. (Alan García obsequió soberanía aérea del Perú a Lan

¡No puede haber exégesis y acción, en nuestra difícil vecindad con Chile, sin este considerando, soberanía aérea! Ha poco con algarabía desaforada Cancillería hizo su gabinete binacional con el vecino del sur, firmaron decenas de acuerdos y se “olvidaron” de la única tachuela dolorosa y tóxica, que significa tener una fuga masiva con las ventajas concedidas a LanChile desde el el 2011 y con la complicidad silenciosa de Torre Tagle y sus representantes entonces José Antonio García Belaunde y Gonzalo Gutiérrez Reinel. (La controversia aérea con Chile http://senaldealerta.pe/pol%C3%ADtica/la-controversia-a%C3%A9rea-con-chile)

¡Nadie puede darse el lujo de “omitir” una visión integral de defensa de la soberanía del Perú: aire, tierra y mar! A menos que estén empeñados en la venta jugosa de porciones de la Patria, sean agentes de cualquier enemigo foráneo o fenicios vulgares que violan la Constitución por cualquier cosa como ocurre en Tacna en los días que corren y que ha merecido valientes impugnaciones. Aunque incompletas tal como puede comprobarse en el razonamiento en curso.

Los temas del triángulo y el no menos importante de los complejos comerciales en el radio de los 50 kilómetros fronterizos en Tacna, deben ser analizados en este contexto y de un solo envión, no disociados o divorciados, porque tienen que ver entre sí y son de sincrónica soberanía ante Chile. Por sinrazones vituperables eso no se hace ¡ni siquiera a nivel de planteamiento teórico! y con eso los mercachifles de allá y acullá y sus cómplices nativos –vendepatrias- ganan terreno a troche y moche. ¡Y más dólares!

Persistir en la miopía de separar las carpetas de soberanía, sólo abona en el debilitamiento de la posición peruana y es práctica de ramplones que deshonran la historia, la tradición y, sobre todo, el sacrificio de héroes que lucharon por la Patria.

Un pueblo debe exigir dignidad y energía a sus gobernantes. Si en Palacio y Cancillería hay claudicantes y anuentes hay que denunciarlos en voz alta y echarlos de dónde no merecen estar por la cómoda cobardía en que guarecen sus imposturas.

Palacio, Congreso y Cancillería ¡tienen que cambiar su gris postura y actuar con decencia! ¡Defendamos la soberanía del Perú! http://senaldealerta.pe/opini%C3%B3n/%C2%A1defendamos-la-soberan%C3%ADa-del-per%C3%BA7-8-2017)

Mientras tengamos frontera con Chile y el Tratado del 3 de junio de 1929 represente siempre el hito inamovible de toda naturaleza de entendimiento con el vecino del sur, Perú tiene el imperativo obligatorio de enriquecer su mirada geopolítica hacia las cinco dimensiones antes descritas. No sólo eso. También tiene que incorporar esa cosmovisión hacia sus planes educativos de forma que los niños y jóvenes en edad escolar, luego en la universidad y en el plano laboral, comprendan con plenitud y alerta suficientes, que en este parapeto de defensa está la clave del camino hacia un Perú libre, justo y culto.
……………………………..




Como si ya no quedaran cuerpos que abrazar
Al subir la montaña de Osorio y descender sin rumbo, a toda velocidad, comenzó a internarse en la selva de laurisilva, el agua caía de las hojas profusamente, de repente la temperatura de más de 30º de agosto se volvió al internarse en la profundidad en no más de 15º, envolviendo a Luis Castro en un ambiente ancestral que olía a una humedad desconocida, como si hubiera viajado a una antigüedad sin tiempo, pisando un suelo blando repleto de hojas de laurel, castaños, tiles, envuelto por la majestuosidad de los naranjeros salvajes, los sanguínos, las tabaibas de monte, algunas adelfas, los paloblancos, los viñatigos, los acebiños, los mocanes, los madroños canarios, los brezos, los tejos, los follaos, los saúcos, los barbuzanos y las fayas con los troncos impregnados de un musgo tan verde como los ojos de su amor eterno, Soledad Andueza.

Allí en la profundidad del bosque mágico no había miedo, era imposible ¿Allí no podrían entrar los diablos vestidos de azul? se preguntaba el joven maestro de Moya, avanzaba y se escuchaba el arrullo de las palomas turquesas, las crías de musaraña corriendo detrás de sus madres sin espantarse de su presencia, quizá jamás habían visto a un ser humano o desconocían la maldad de los seres de dos patas, aquellos simios avanzados que solo usaron la selva Doramas para su tala, su destrucción, desde los tiempos de la conquista castellana y el genocidio indígena.

El noble Luis avanzaba hacia el barranco de la Virgen sin saberlo en el límite de Valsendero, ya no podía más, las alpargatas rotas, los pies llenos de llagas de caminar durante cinco días sin parar, se tumbó entre las flores y la hierba mojada, el perfume de las amapolas silvestres, de las magarzas, las tímidas lavandas le relajaron la mente y no tardó en dormirse profundamente acurrucado, no hacía frío, más bien tiritaba el alma como si ya no quedaran cuerpos que abrazar en el mundo.

Algo turbó el sueño del muchacho, un cántico alegre, unas voces, casi susurros y cuando abrió los ojos el cielo estaba casi negro, una tonalidad rojiza que anunciaba el atardecer más allá de los páramos perdidos de la selva, se incorporó y vio a dos mujeres que recolectaban hierbas, una muy joven con el pelo negro azabache por la cintura, otra muy vieja con un vestido rojo hasta las rodillas, ambas lo miraron con una leve sonrisa, pero siguieron mirando el suelo, buscando el primor de cada planta:

-Descansa mi niñito chiquitito, aquí no tienes peligro, descansa, duérmete bobito, duérmete, nosotras solo buscamos las hierbitas para sanar la tristeza del alma, no temas, somos lo que ustedes llaman “brujas”, pero no te haremos daño, déjate llevar por la brisa fresca, no temas, duerme, descansa, afuera solo está la muerte, lo malo del mundo, aquí estarás seguro, no pienses, deja de temblar, sueña con caracolas marinas, con sirenitas, con espejos de colores- dijo la mujer mayor con un lunar negro en la mejilla derecha.

Luis pensaba que estaba en un sueño, pero el rocío en su rostro lo despertó del letargo, detrás de las brujas iban dos gatos negros y otra blanca y canela, jugaban a perseguirse, se entretenían con las castañas secas, las elevaban en el aire, se las tiraban, se subían a los árboles y las dos mujeres se alejaron, se internaron en la profundidad, más allá de la escasa luz, lo saludaron con sus manos, sonrisas amables, dientes blancos entre felinos juguetones, una alegría que se perdía entre los dragos que se mezclaban desde el termófilo con el bosque húmedo, la transición de la isla acorralada, el perfecto refugio:

-Nosotras te traeremos comida muchacho, tu tranquilo, no te faltará la lechita, el quesito de Valleseco y el gofito amasado, duérmete otra vez, aquí estarás seguro- sonó una voz joven desde la espesura, era como de una niña, una voz que venía de más allá del olor de las flores.

El maestrillo anarquista se acostó en posición fetal, parecía un caracolito entre la inmensa estepa verde, cerró los ojos, le vino un placer parecido a cuando su abuelita Rosa le ponía la chupita, el trocito de tela impregnada en miel de azahares. 

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

¿Qué animal sería?
¿Qué clase de animal sería? un hervíboro, espero, que habita madriguera y no es gregario Que vive de día y duerme de noche Que no cace ni coma carroña Uno al que no persigan las fieras ni tenga que huir de las balas Al que no le quiebren el espíritu limitándolo a una jaula Uno … »
Ante los brutales ataques fascistas
Viendo a los grupos fascistas amparados por el régimen español, con una policía pasiva ante las gravísimas agresiones sobre quienes se manifiestan de forma pacífica, recibiendo golpes con barras de hierro, patadas, puñetazos, bebidas ardiendo en el rostro de periodistas que hacían su trabajo, se ve a las claras la estrategia del nuevo partido único español PP-PSOE-Cs, la misma que iniciaron en el 36 quienes llenaron España de fosas comunes y cunetas, con cientos de miles de asesinatos de estado.

El mismo modus operandi, generar terror, respaldar a grupos de asesinos fanáticos, violentos, armados hasta los dientes, con el beneplácito y la pasividad, tal como hemos visto este lunes 9 de octubre en Valencia, de los cuerpos de seguridad, que observan sin apenas actuar, como los cachorros de la mafia franquista masacran al pueblo, mujeres, hombres, niñas, niños, víctimas de sus brutales ataques que ahora mismo se están visualizando en todas las televisiones del planeta.

¿Están dispuestos a asumir un nuevo genocidio ante la mirada atónita de la comunidad internacional?

¿Van a seguir alentando y estimulando a estas bandas terroristas contra quienes pensamos diferente?

Este régimen ha estado estos últimos cuarenta años tratando de ocultar su fascismo congénito, ahora al ver peligrar su cortijo de robos y saqueos de todo lo que huela a público, saca su verdadero rostro, el rostro del falangismo, del nazismo, del crimen, de las ideologías más sanguinarias de la historia, de los “paseillos”, los tiros en la nuca, las Brigadas del amanecer, las desapariciones masivas, la tortura y la muerte.

Lo tenemos delante, en directo, en los escasos medios de comunicación que no manipulan la información, en medios internacionales que nos ofrecen estos vergonzosos atentados terroristas contra quienes ejercen el derecho legítimo y constitucional a la libre manifestación.

Si esto no se para por quien se tiene que parar, si no se detiene e imputa a estos criminales, no quedará otra salida que defenderse de la forma que sea, resistir los ataques fascistas para evitar una nueva masacre, no podemos permitir que de nuevo conviertan España en un cementerio.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

(image)Los ultras revientan la manifestación del 9 d’octubre en Valencia ante la impunidad policial. EFE/Biel Aliño
El español: la lengua de la etnia dominante
El idioma propio, el "regional", para uso privado. El "común", el español, para lo público. ¿Entendemos los problemas que tiene España gobernada durante siglos por dirigentes tan tiránicos como intolerantes o discriminatorios de otras culturas?

Es costumbre humana el justificar de cara a los demás los hechos acaecidos. Por supuesto, si los sucesos pasados hubiesen sido diferentes, como perfectamente pudieron haberlo sido, nos encontraríamos a las mismas personas haciendo de abogados de cosas o situaciones completamente diferentes.
Importa siempre más defender el propio estatus que los instrumentos que se empleen para hacerlo. Relativicemos por ello culturas, tradiciones o lenguas, que aunque vitales, no son superiores unas a otras.
Les he hecho está introducción para adentrarnos en esas concepciones erróneas que prácticamente todo el mundo tiene sobre como percibe a otras etnias, con una visión miope y descaradamente sesgada
Así, para referirnos a idiomas que dominan en el presente, se suele hablar de ellos como: "estándares", "comunes", incluso "cultos", que están por encima de otros que tienen un carácter "más étnico" o "más nacionalista", cuando se refiere a lo político. Eso sí, si usted pide a alguien que le haga una demostración científica de tal "argumento", se va a quedar con las ganas.
Por ejemplo, al español se le trata de presentar como que se sitúa más allá de etnias o nacionalismos y que puede ser compartido por países diferentes, pero olvidando, que como todas las lenguas, no nace ni vive de o en un limbo, sino de una etnia o cultura determinada, que no abandonan, salvo cuando lo hacen y emerge otra lengua.
Como indica R. Penny, autor de la obra Variación y cambio en Español, todas las lenguas estándares tienen su origen en una variedad social/regional (debido a razones extralingüísticas) de entre una multitud de otras variedades en competencia. Así, puede decirse que cada lengua procede de un dialecto, más que al contrario. Y continúa diciendo, con razón, que no tiene sentido, por tanto, decir que las variedades orales empleadas en, pongamos por caso, Soria o La Mancha son 'dialectos del español', ya que esto implica una falsa relación histórica entre cada una de estas variedades y el español; otra variedad con procedencia en el dialecto de Burgos, transferido más tarde a Toledo y luego hecho el idioma de Castilla, de España y de buena parte de América Latina -aunque aquí su influencia fuese menor-.
Cómo prevalece una variedad sobre otras o sobre otras muy diferentes tiene poco que ver con sus determinades cualidades específicas, pues todas las poseen. Está relacionado con otros aspectos más mundanos.
El proceso de estandarización de una lengua lleva a la elección de aquellas variedades asociadas con los centros de poder más prestigiosos. 1
Es decir, quienes tienen mayor influencia política, económica y militar imponen su habla y escritura a los demás, por supuesto, su variedad étnica de lengua, no una superior o con cualidades mejores que otras.
Las variedades habladas por grupos política y económicamente poderosos son las únicas con probabilidades de ser seleccionadas como base de una lengua estándar. 1
Sin embargo, como certeramente comenta Juan Carlos Moreno Cabrera, los grupos dominantes disfrazarán su cultura y, claro, su lengua, tratando de presentarlos como no étnicos y asignando este calificativo a los demás, los sometidos, con el propósito de hacer creer una superioridad en la suya, de forma que se acepte ese dominio e imposición como natural, como una ley natural.
En la politica española ya conocen ustedes como si los catalanes o los vascos defienden su lengua o cultura en las instituciones y en las leyes que se elaboran desde ellas, la forma que tienen que hacerlo si quieren garantizar su pervivencia, serán acusados de utilizarlas políticamente y calificados despectivamente como "nacionalistas", aunque, por supuesto,  los otros, los acusadores, hagan lo mismo pero en mucho mayor grado.
Pero es que las actuaciones de los denominados grupos no nacionalistas también se fundamentan en la defensa y promoción de una lengua, una cultura étnica y un poder político de una nación concreta, y por tanto son igualmente nacionalistas. 1
Con un agravante para el que impone y transige poco, aquí el sentimiento del nacionalismo español.
Además, el nacionalismo disimulado de la nación dominante suele ser mucho más intransigente, antidemocrático y particularista que los nacionalismos dominados, dado que la etnia dominante dispone de los mecanismos  políticos, económicos, administrativos y miltares adecuados para aplastar por la fuerza cualquier intento de afirmación nacionalista de los grupos minoritarios o no dominantes. 1
Que un estado tenga gran poder e influencia no signigica que pierda su carácter étnico original, bien al contrario, impone y extiende la cultura y lengua de esta etnia a otras. Esta realidad es importante no perderla de vista para no caer en el error de minusvalorar injustamente a unas y sobrevalorar sin fundamento a otras, solo por presiones y miedos de diverso tipo sin ningúna base científica que no existe.
En la estrategia de control, el gobierno del grupo preponderante hará ver, con toda la enorme panoplia de medios a su alcance, que sus características particulares son de interés y cumplimiento para toda la comunidad, que se harán autodenominar como cívicos, cultos, modernos, universales y lo que haga falta para privilegiar lo suyo y marginar lo de los otros.
La etnicidad y el nacionalismo  [...] habitan la estructura de las sociedades cívicas en las que vivimos. Efectivamente,  tanto la estructura administrativa como la política del Estado y de su sociedad civil están etnizadas. Esto se lleva a cabo principalmente, como he argumentado a lo largo de todo el libro, a través del establecimiento artificial de una lengua y una cultura 'comunes'. Esta lengua y cultura supuestamente comunes de hecho representan y reflejan los hábitos  culturales y lingüísticos particulares de la etnia dominante o 'Staatsvolk'. Se trata de un particularismo mayoritario disfrazado de universalismo. 2
Y como correctamente anota Moreno Cabrera:
...el discurso nacionalista español intenta por todos los medios justificar la pretensión de que la lengua española está desligada de su etnia originaria, la castellana, y de que, por tanto, está libre de toda imposición o veleidad nacionalista y se sitúa en el ámbito de la universalidad panhispánica.
De ahí surgirá toda la propaganda para disfrazar y adornar el lenguaje y la cultura de una etnia, la que domina a las demás. Como ocurre con el catellano o español. Que se impondrá no por sus cualidades, que no son mejores ni peores que otras compañeras de tiempo histórico. Y lo hará por la fuerza legal y coercitiva que da el estar en poder sus hablantes, su etnia, que extiende a otros su cultura y habla.  Aunque se dirá, como se hace en España, que está por encima de etnicismos, por encima de cuestiones étnicas. 
Nada más alejado de la realidad.
Para finalizar dos aspectos que deben recordar y que nos los hace ver magistralmente de nuevo Juan Carlos Moreno Cabrera: 3
El dialecto que se elige como lengua nacional, aunque incorpore elementos de otras variedades lingüísticas, nunca pierde su carácter local original.
No solo es un error, sino que no es cierto, pensar que la lengua nacional ha perdido por completo su carácter local y que es de alguna ficticia naturaleza "superior", situada "más allá" de localismos y regionalismos, pues ella es una más local y regional que fue privilegiada. 
Y, por supuesto, la lengua "común" no es neutral desde el punto de vista étnico, ya que representa a la etnia en el poder, y que las otras lenguas que pertenecen a otros grupos no son "más étnicas", "menos cultas" o el desclificativo que se les aplique con el fin de priorizar a la primera y discriminar a las otras, que en segundo plano serán forzadas a mantenerse mientras predomine la cultura del grupo que somete a las demás. 
De aquí ya podrán entender al nacionalismo español y a los nacionalismos que emergen para no quedar a merced de los caprichos, desprecios y disposiciones del primero. La cultura catalana, como la vasca, que son las que más luchan por su pervivencia en el Estado español, son consecuencia de esta lucha entre etnias, que en todo el mundo se dan y darán, y causa, junto a otras, de los inevitables conflictos.
Pero que nadie se engañe, lo peor que le puede pasar a la humanidad es la uniformidad, uno de los mayores peligros biológicos, porque ante los cambios hay poca capacidad de respuesta. Bienvenida la diversidad linguística, que solo molesta a mentes demasiado estrechas.

Referencias-Notas:
1. Juan Carlos Moreno Cabrera. El nacionalismo lingüístico español. Capítulo 13 de la obra recopilatoria El nacionalismo español. Catarata. 2007.
2. Cita de S. May, Language and Minority Rights. Ethnicity. Nationalism and the Politics of Language, 2001,  en el texto de J. C. Moreno Cabrera.
3. Juan Carlos Moreno Cabrera. El nacionalismo lingüístico español. Atalaya. 2014.

http://www.agenciasinc.es/Noticias/Datos-de-Twitter-y-Google-Books-confirman-la-americanizacion-del-ingles


¿Es posible la paz?
Surco: absurdas ordenanzas impiden licencias de construcción
Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
17-10-2017

Surco: absurdas ordenanzas impiden licencias de construcción

¡Como lo oye: en Surco hay ordenanzas municipales que se renuevan casi en automático desde hace 4 años y que atentan contra el otorgamiento de Licencias de Construcción! El alcalde, Roberto Gómez Baca, tan diligente cuando se trata de osos panda florales en cruceros y avenidas, tiene que explicar esta enojosa circunstancia.

Hay vecinos que por edad desean vender propiedades o terrenos o porque reciben ofertas interesantes de constructoras pero brota el escollo hasta hoy insalvable: la ordenanza del municipio de Surco no otorgará Licencia de Construcción. Una “explicación” que no explica nada, revela que sólo el burgomaestre de este distrito, Gómez Baca, tiene la clave para desentrañar el misterioso impedimento.

Se estarían violando los principios de legalidad, proporcionalidad y razonabilidad por esta barrera burocrática que no alienta la construcción ¡y mucho menos! la generación de cientos o miles de puestos de trabajo en el ramo. Y el asunto viene durando ya 4 años.

Conozco dos casos en que los propietarios cuentan con el Certificado de Parámetros y que fuera concedido por el Municipio de Surco pero ¡a instancias terminantes de Indecopi, es decir por su resolución! Y sé que hay tres o cuatro procesos de igual naturaleza contra la autoridad edilicia.

¡Precisamente, el ministro de Vivienda, Carlos Bruce, afirmó el 11-10 –Andina- que “denunciará ante el Poder Judicial a los municipios que traben el otorgamiento de licencias de construcción a las empresas inmobiliarias”. Estamos hasta tentados de decir que lo dijo pensando en alcaldes especialistas en colocar tranqueras y dificultades.

Agregó Bruce: “que la legislación vigente, ratificada por el Tribunal Constitucional, otorga al Ministerio de Vivienda la potestar de tener una opinión vinculante cuando hay una controversia entre un desarrollo inmobiliario y la comisión respectiva que le tiene que dar la licencia de construcción”.

Es probable que lo que pesarosamente ocurre en Surco, acontezca también en otros distritos. ¿Se habrán puesto a pensar los alcaldes el poder que tiene la construcción civil en la agilidad de la economía, en negocios colaterales de financiamiento, compra de materiales y venta de bienes inmuebles? En síntesis, un movimiento extraordinario.

Anunció el ministro Bruce que “el Ministerio de Vivienda hará dos cosas, primero publicará todas sus opiniones en su página web, y segundo acusará a todos los presidentes de comisiones municipales que decidan no acatar las decisiones del sector”.

A buen entendedor, pocas palabras, señor Gómez.
………………………………………



Por desgracia hijos del mismo siglo
La barbería de Tamaraceite era el lugar ideal para buscar información, por eso el coche negro, un Ford americano, aparcó en la carretera de tierra junto a la iglesia, interrumpió el escaso tráfico, Manolito Hiedra, que venía con su carro cargado de sacos de papas, arrastrado por un burro tuvo que esperar por los dos somatenes.

El más alto de los hombres llevaba un traje negro impecable y una corbata azul, gafas negras y el pelo peinado hacia atrás con brillantina. Se quedó mirando con mala cara al pobre jornalero que bajó la cabeza muy asustado con la boina calada hasta las orejas:

-¿Qué pasa carajo? ¿Qué miras cabrón de mierda?- dijo el fascista conocido como “Cabral”, mientras Hiedra temblaba de miedo.

Dentro del minúsculo recinto estaba Juanito Sosa el barbero leyendo el periódico:

-Buscamos a Gregorio Suárez- dijo el otro policía, un gallego, apellidado Muiños, con una cicatriz en la parte inferior del ojo derecho y un bigote muy fino sobre sus labios.

Al barbero le temblaban las piernas, sabía a lo que se arriesgaba si no daba la información adecuada, se les quedó mirando con mucho miedo, se apreciaba claramente el bulto de las pistolas bajo las chaquetas negras.

En el pueblo no se olvidaban de los crímenes cometidos desde el golpe de estado, las decenas de desaparecidos, los fusilados junto al alcalde comunista Juan Santana Vega, pasaban los años desde el 36 a comienzos de los 60, pero el miedo estaba incrustado hasta la médula de cada vecino, nadie se atrevía a mencionar todo lo que había pasado, la persecución, las torturas salvajes, las vejaciones sobre cientos de habitantes del municipio, las violaciones a las mujeres más jóvenes, el robo de los hijos de los asesinados para venderlos a familias vinculadas al régimen:

-Gregorio se fue pa Venezuela hace años- dijo el barbero y Muiños cerró la puerta de una patada, le dio un cabezazo y lo levantó del suelo contra el espejo de la pared:

-Habla hijo de puta, dinos donde está Gregorio o te parto el pescuezo-

Afuera Manolito escuchaba los gritos de los fascistas, el burro estaba muy inquieto y trataba de soltarse del carro para perderse galopando, la gente que subía andando por la Carretera General aceleraba el paso asustada, dentro el barbero estaba ya casi asfixiado, tenía una herida profunda en la cabeza por otro violento golpe con el mango del revólver de Cabral:

-Está escondido en la casa de su sobrina, Rosa Tejera, en La Montañeta, está metido en la cueva de la habitación del fondo, en un agujero bajo tierra- dijo el barbero con la voz rota por la estrangulacióny la conmoción de los golpes.

Con una sonrisa irónica el guardia Cabral ordenó a Muiños que lo soltara, que lo dejará en el suelo, mientras se arreglaba las patillas con una navajilla de afeitar.

Juanito se quedó acurrucado en una esquina mientras los dos hombres abandonaban la barbería en silencio.

Afuera escuchó como se cerraban las puertas del auto, el ruido del motor, las pisadas del burro y el sonido de las ruedas oxidadas del carro.

Eran las cuatro de la tarde pero parecía de madrugada, Tamaraceite estaba en silencio, solo algún pájaro revoloteaba y cantaba en los laureles de India de la plaza, el sabor de la sangre en una boca seca, casi muerta, sin saliva.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Dibujo de Castelao en la serie Galicia Mártir. (Febrero de 1937).
Pájaros de alto vuelo
Pájaros de alto vuelo
por Carlos Malpica Silva Santisteban, Lima 1993
19-11-2007

CAPITULO IX NEGOCIACIONES INFORMALES EN PARÍS EN MAYO DE 1986

De los miembros de la Comisión nombrada por el gobierno para solucionar el problema de los Mirage, el único que retornó a París, en mayo de 1986, fue Héctor Delgado Parker quien vivía en el mismo hotel que El Assir, en el Hotel Maurice, según declaraciones del Teniente General Julio Hesse .

“Las negociaciones las denominamos informales no sólo por que la mayoría de ellas fueron efectuadas fuera del contexto oficial del gobierno francés sino también por que intervinieron personajes peruanos sin nombramiento oficial para tal fin.

El contexto en el que se realizan estas negociaciones es el siguiente: el 1º de abril el Directorio del B.C.R.P. aprueba la corresponsalía con el B.C.C.I. (Overseas) - Panamá; el 28 del mismo mes se suscribe el Convenio de Cuentas Cifradas; entre los días 5, 7 y 8 de mayo se depositan en las oficinas panameñas del B.C.C.I. un total de 215 millones dólares. Es decir, a partir del 8 de mayo el B.C.C.I. disponía de 215 millones de dólares para poderlos dedicar a cualquier negocio legal o ilegal.

Una de las pruebas indiciarias de que al B.C.C.I. le importaba más disponer del dinero para operaciones no santas, que ganar la diferencia entre los intereses que tenía que pagar al depositante y los que podía obtener al colocarlos a terceros (spread), es la siguiente: el informe de auditoría del B.C.R.P. Nº 21-91-AUD. al cual nos hemos referido anteriormente, sostiene que el Banco Central por los depósitos de reservas hechos en Panamá "dejó de percibir intereses por U.S.$ 280 mil - Sin embargo, el monto de las "coimas" manejadas a través de sólo la cuenta "Sara" fue de 4’500,000 dólares; esto es, más de dieciséis veces que las pérdidas por intereses. El informe de auditoría parece estar distorsionado en favor de los directivos del B.C.R.P.; pero, por más distorsionado que esté, resulta difícil creer que las pérdidas por intereses pudiesen llegar a tal magnitud.

Por lo demás, para ese entonces había concluido la relación con la gran empresa financiera Lazard Freres y Compañía, contactada a fines del año 1985 con la finalidad de que pague el precio de los Mirage para luego revenderlos a terceros haciendo una apreciable utilidad, pues para esa fecha en el mercado su precio era bastante más alto que cuando los adquirió el Perú.

1.-Misteriosos viajes a París

En la segunda semana de mayo de 1986 Hugo Otero, asesor de imagen de Alan García en la Campaña Electoral y hasta entonces frustrado embajador en Francia, estuvo en París, hecho comprobado por el cablegrama Nº 240 del 9 de mayo, remitido por nuestra embajada en Francia a la Cancillería. En la parte pertinente dice: "Segundo.-Presidente Casa América Latina Sr. Guy Georgy me dijo a su vez haber conversado con asesor presidencial señor Hugo Otero aceptándose esa sede para conferencia prensa nuestro jefe Estado" - (Ver Anexo Nº 12) En esa misma fecha llegó a Francia Leonel Figueroa según el télex Nº 113010, privado y confidencial, de fecha 28 de abril de 1986, dirigido por Amer Lodhi a Héctor Neyra/(Ver Anexo Nº 6)


La inexplicable levedad de la noche
Eloisa Vera y Carmita Mendoza, hacían todos los días la misma ruta desde Tenoya a Los Giles, para trabajar de sol a sol en los tomateros de los Betancores, a las cinco de la mañana todo estaba oscuro y a la altura de la finca de Las Maquinas oyeron gritos de hombres, el silbido de la pinga de buey en el aire, el cuerpo se les congeló de repente, eran voces jóvenes que rogaban por Dios que nos les pegaran más, que por favor los mataran para dejar de sufrir.

Estremecidas trataron de irse cuanto antes de esa zona del horror, pero tuvieron que parar porque por el camino de tierra venían muchos falangistas y guardias civiles, era muy peligroso, sabían de sus tres compañeras de Casa Ayala que habían sido violadas varios meses antes, así que decidieron esconderse bajo una choza de cañas amontonadas.

Desde allí en el fondo del barranco vieron a cinco jóvenes de San Lorenzo, Tamaraceite y el Dragonal Bajo, los conocían de la Federación Obrera, eran Carlos Vega, Natalio Cabrera, Manuel Dieppa, Agustín Angulo y Antonio Mayoral, habían venido muchas veces a la hacienda, siempre traían algo bueno, consejos, asesoramiento para evitar las condiciones laborales de semi esclavitud, el derecho de pernada económico, los abusos sexuales de los brutales encargados. Siempre dispuestos a ayudar en todo, chicos muy jóvenes, de no más de 25 años, que les aportaban tranquilidad y alivio ante tantas horas de durísimos trabajos.

Allí estaban los cinco arrodillados a la fuerza, con las manos atadas a la espalda, mientras recibían los latigazos con la pinga de buey de varios de los encargados de los Betancores, entre ellos el conocido como “Verdugo de Tenoya”, les daban muy fuerte, los muchachos gritaban de dolor y al lado de la choza de madera el cacique Ezequiel Betancor junto a varios jóvenes de la oligarquía, entre ellos, Francisco Bravo, Pelayo Benítez de Lugo, Ernesto Bento y el jefe falangista Manolo Roldós, encargado esa noche de las interminables sesiones de tortura que habían comenzado varias horas antes en el cuartelillo de Tamaraceite.

Eloisa y Carmita estaban desaladas, lloraban en silencio viendo los niveles de maldad de aquellos asesinos, el sadismo ilimitado sobre unos hombres que lo único que habían hecho es ejercer como sindicalistas, defender los derechos de un colectivo de mujeres explotadas, masacradas por el caciquismo ancestral de aquellas islas desafortunadas.

No podían marcharse, por el camino venían ahora camiones repletos de hombres detenidos por los falanges, los vehículos de los Betancores cedidos a los sediciosos para facilitarles el genocidio:

-Hijos de puta porque no nos sueltan y dejan los látigos, no tienen cojones de pelear contra nosotros aunque estemos destrozados- dijo llorando Manuel Dieppa, mientras comenzaban a golpearlo con las culatas de los máuser en la cabeza.

El chico se quedó inmóvil en el suelo después de sufrir violentas convulsiones durante unos segundos, el resto se quedaron agachados, con la cara pegada a la tierra volcánica, tal como quería el jefe Roldós que brindaba con ron de caña junto el resto de caciques por la Santa Cruzada, medios borrachos no paraban de reír a carcajadas y hacían bromas sobre la identidad sexual de los torturados:

-Siempre los rojos fueron maricones, por eso nos follamos a sus mujeres quieran o no, no hay machos como quienes defendemos a esta España grande y libre- arengó con voz ronca el hijo de la Marquesa.

El fascista Ernesto Bento sacó la pistola Astra y tambaleándose comenzó a disparar a los muchachos, fallaba por la borrachera y les disparaba en las orejas, los hombros, los ojos, hasta vaciar el cargador en las cabezas de quienes esperaban ansiosos la dulce muerte.

Las mujeres abrazadas fuertemente no podían separarse y el miedo les penetraba el alma, salieron del escondite, ya no había nadie en el camino, solo el viento frío que venía del mar, avanzaron hacia la jornada de trabajo, tristes, llorosas, ya no había quien las defendiera.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Foto de Gerda Taro
Un caballo para el abismo
El que picaba la coca era el comisario Sánchez Barrientos, el alcalde y los tres diputados miraban admirados el estilo casi artesanal del viejo policía:

-Son muchos años de incautaciones a pie de calle señores, desde aquellos felices 70-80 cuando empezamos a meter la heroína en los barrios obreros de Vascongadas, Cataluña, Galicia, Canarias..., allí donde hubiera cualquier movimiento de jóvenes subversivos, en pocos meses los convertimos en zombis, la consolidación de la Santa Cruzada- dijo el gallego sin dejar de picar el polvo colombiano, la mirada profunda y un pin con la bandera franquista en la solapa de la chaqueta.

El encuentro en el chalecito de las afueras de Medina del Campo del guardia retirado con sus antiguos colegas era para rememorar “los buenos tiempos”, la esposa de Barrientos tenía preparado todo con sus criadas, botellas de ginebra, whisky, ron reserva y abundante comida, sobre todo el asado de un jabalí de más de setenta kilos cazado el día anterior.

Todos eran mayores de sesenta, hacía unos cuantos años que no se veían, desde aquellas reuniones interminables con narcotraficantes “amigos” en la Dirección General de Seguridad en la Puerta del Sol, organizando la intoxicación de los movimientos sociales:

-Se hace necesario reconocer el buen trabajo de este gran patriota, de nuestro comisario por el bien de España y nuestro inmortal Caudillo Francisco Franco Bahamonde- exclamó en una arenga interminable el viejo alcalde con un jersey celeste atado al cuello, mientras se tomaba otro gintonic y la tercera raya.

Todos prorrumpieron en aplausos y vítores hacia un Barrientos que en pie hacía reverencias y levantaba el brazo haciendo el saludo nazi:

-Queridos amigos, excelencias, me vienen a la mente los años destinado en la comisaría de la Plaza de la Feria en Las Palmas, cuando llegaban los faldos de “caballo” y comenzaba el reparto, no fue fácil llegar a los camellos, les entregamos mucho dinero, flejes de billetes de mil pesetas, empezamos por el barrio de El Risco de San Nicolás, para seguir extendiendo la intoxicación colectiva por San José, San Juan, San Roque, La Isleta, Guanarteme, Rehoyas, Polvorín, Schamann, La Paterna, Tamaraceite, Jinámar..., tantos lugares donde en unos meses teníamos la cosa controlada, en menos de dos años ya casi no quedaban movimientos organizados, muchos de esos jóvenes solo pensaban en buscarse la siguiente dosis recurriendo a lo que fuera: robar, prostituirse, darnos chivatazos. Esta gran obra por el bien de la patria hay que agradecérsela a todos los cuerpos de seguridad, a tanta gente de bien, al heroico ejército que colaboró con los narcos para facilitar la entrada de los barcos cargados de droga en las islas, en cada rincón de este nuevo reino reconstruido y puesto en funcionamiento por nuestro Generalísimopara la construcción de una nueva España- dijo tosiendo, casi llorando, el viejo fascista, entre la algarabía de sus contertulios, la borrachera colectiva y los efectos estimulantes del abundante polvo estupefaciente con alto grado de pureza.

-Caballeros por La Legión, por la Guardia Civil, por nuestro imperio sacrosanto, por la infinita misericordia de nuestro señor Jesucristo, ¡Arriba España! ¡Viva el Rey!- gritó uno de los diputados del partido del gobierno español aquel crítico 2016, con todo tipo de escándalos de corrupción política, de saqueo generalizado de las arcas públicas.

El viejo y laureado policía llevaba sus medallas al pecho, cruces con camellos de las guerras de África, órdenes al honor y al merito, se volvió a levantar y mandó callar al resto con un grito:

-El sitio donde más problemas tuvimos fue en Vascongadas, allí estaban muy organizados los hijos de puta y había una banda armada, tuvimos que andar con pies de plomo e introducir a nuestros hombres en muchas de las organizaciones, nunca les perdonamos que hubieran volado por los aires a nuestro insigne general don Luis Carrero Blanco, por eso no tuvimos tregua, hasta conseguir en parte nuestro objetivo, pero no del todo porque no se dejaron anular, siempre quedaron algunos que seguían jodiendo y movilizándose- finalizó el policía fascista, pero ya aquello no parecía una reunión, más bien un grupo de degenerados que pedían tomar los coches y marchar a la casa de putas del hotel de Pitita Fuentes.

Las criadas recogieron la mesa cuando ya no quedaba en la casa sino la mujer de Barrientos encerrada en la habitación, no dormían juntos hacía muchos años, vasos rotos, botellas vacías, carne asada esparcida por los suelos, polvo blanco en la mesa, varios billetes de cincuenta euros utilizados para esnifar.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Ilustración de Miguel Brieva (Revista Cáñamo) 
More posts are loading...