More Stories
Más allá de la carne
Este es el nombre en español de la primera empresa que produce productos basados en plantas que imitan y reemplazan la carne sin las terribles consecuencias de la ganadería industrial . Fundada en 2009 por Ethan Brown, quien creció en una granja de Maryland y vio los daños que esa industria causaba al medio ambiente … »
¿Es la democracia un negocio?*

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
3-9-2013

¿Es la democracia un negocio?*

A los ya menguados y anémicos soles de mi faltriquera debí robarle unos más para imprimir un texto de Andina y que tiene por largo título, el siguiente: PNUD, financiamiento público a partidos debe verse como una inversión para asegurar la democraciahttp://www.andina.com.pe/Espanol/noticia-pnud-financiamiento-publico-a-partidos-debe-verse-como-una-inversion-para-asegurar-democracia-472826.aspx#.UiYvfjbrxIoy fue la funcionaria de NNUU Rebeca Arias a quien voy a cobrarle algún día.

Debo confesar que ignoraba que la democracia fuera un negocio. De ser así aquello a que reputan como sistema de ese jaez, ha sido una de las engañifas masivas más atroces que pueblo alguno padezca a lo largo de más de 180 años de vida republicana. Tiranos, raterillos, rufianes, payasos, claudicantes, pirañas, dictadores, mentirosos patológicos, serviles, con las rarísimas excepciones que confirman la regla, han sido los habituales "referentes" de nuestra atribulada vida política. En los días que corren ¿no estamos acaso asombrados hasta la náusea de las propiedades inmobiliarias por millones de dólares de dos ciudadanos que fueron presidentes?

Doña Rebeca dice así: "el financiamiento público no debe considerarse un gasto, sino más bien una inversión en el fortalecimiento de la democracia; es importante que así lo entienda la población", refirió".

En castellano mondo y lirondo esto significa que el pueblo peruano pagará las campañas electorales de los llamados partidos políticos que no pasan -como hemos dicho múltiples veces- de clubes electorales, parvadas hambrientas por nutrirse de la cansada ubre del Estado que 30 millones de personas mantienen con sus impuestos. Hasta hace poco cada agrupación buscaba los fondos debajo del colchón, avisaba a los amigos narcotraficantes, o cobraba porcentajes por los favores otorgados durante su paso por Palacio, en forma de honorarios por "conferencias" y llevaba a sus representantes a Plaza Bolívar y a Palacio.

Volvamos a la señora Arias: "el financiamiento público a los partidos forma parte de un paquete de reformas políticas y electorales que requiere el país". En otra parte de sus declaraciones afirma con rotundidad convicta: "Arias precisó que la entrega de recursos estatales a los partidos políticos permitirá que las colectividades políticas puedan institucionalizarse, tener una presencia real a nivel nacional, formar a sus cuadros partidarios y, sobre todo, evitará el ingreso de dineros ilícitos en la política."

Todas las maravillas antedichas en el párrafo anterior, según Rebeca Arias, se lograrán merced al financiamiento -bolsillo de 30 millones de peruanos- público. ¿Será verdad tanta belleza? Tengo algunos reparos y no hay que ser demasiado exigente como para desdeñar algunas sospechas.

Es evidente que el financiamiento sería una reforma porque ahora las campañas serán de un ahorro mayestático e histórico para quienes, de tatarabuelos a bisnietos, en todos los clubes electorales, antiguos o nuevos, se consideran con el "derecho" de ser diputados -y de repente senadores- o ministros o presidentes del sufrido Perú. Que lo pague el pueblo ¿quién otro? pareciera decirse.

¿Se institucionalizarán los clubes electorales y adquirirán personería nacional, formarán sus cuadros y evitarán el ingreso de dineros ilícitos en la política? ¿Qué van a hacer: comprar delegados en todas las provincias que levanten sus banderines o lemas ramplones? ¿van a -al estilo de múltiples organizaciones que justifican así sus gastos contables- organizar fórums, charlas, vigilias, humoradas, marchas y campañitas, para formar sus "cuadros partidarios"? El buen humor tiene límites, los liderazgos no se ordenan a la carta y según quien provea de fondos sino que se fraguan en el fuego de la lucha de principios, la honestidad vívida como práctica ejemplificadora y la ley del mejor esfuerzo con limpieza en la ejecutoria pública, ¿cómo pueden funcionarios tan bien pagados recitar tanta poesía inane y encubridora de sistemas de clientelaje y tutela desde el Estado hacia el gobierno cualquiera que éste fuese?

No pocas veces, de forma mañosa, por imposición de contratos leoninos o maniobras desde los gobiernos, el pueblo peruano pagó por la construcción de obras que debieron ser parte de la inversión de quienes se llevaron la parte del león: verbi gracia, gasoducto de Camisea cuyos fondos salieron de los recibos de luz sufragados por el pueblo. Ahora se nos propone que también financiemos las campañas de capituleros especializados en el asalto del Estado como comportamiento natural y añejo.

¡Cómo faltan las voces protestantes y cuestionadoras! ¡Aquí se embuten sistemas y la gran prensa calla en todos los idiomas! ¿Cree usted que los clubes electorales, directos beneficiarios de estos suculentos y futuros fondos, dirán algo en protesta? ¡Primero llueve para arriba o nos invaden hombres y mujeres decentes capaces de hacer la gran transformación y conseguir la victoria que nos debe el porvenir!

¿Qué dice usted?

…………………………………..

*Publicado originalmente en la Red Voltaire el 3-9-2013 http://www.voltairenet.org/article180068.html?var_mode=calcul


Hipocresía: madrastra y tutora*

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
7-11-2007

Hipocresía: madrastra y tutora*

Una tara congénita acompaña al peruano: su infinita capacidad de disimular la estafa, premiar al delincuente y llamar blanco a lo negro, perfumado a lo pestilente. Cuando, pocas horas atrás, se notició al país de la “devolución” de Chile de una parte de lo robado en 1881, en libros, que sólo a bárbaros puede parecer botín de guerra, casi la unanimidad de infelices que funge de periodistas, diplomáticos, gobernantes y demás etcéteras, se inhibieron de llamar a las cosas por su nombre: ¡eso fue un asunto de simple, vulgar y degradante latrocinio, nada más!

Entonces los embajadores y ujieres tan afectos a un lenguaje hipócrita y perdedor (Cancillería y no la selección de fútbol se lleva las palmas en cuanto a instituciones deprimentemente ineficaces, torpes y pusilánimes) han orlado y emperifollado la fiesta que para el país del sur, perpetúa su agresiva intromisión acostumbrada, siempre de la mano de nativos pro domo sua, quintacolumnas oficiosos y funcionales. No faltan intelectuales indecorosos que de historia nada saben y si entienden lo hacen para ocultar y salvaguardar la propina mensual que les pagan para amordazar sus complacientes inteligencias. También hipócritas.

En lugar de analizar con fría objetividad del porqué del cuasi secreto sobre una devolución al “caballazo” (peruanismo que denota cirugía sin anestesia) de libros robados y el sigilo misterioso para no dar cuenta al público de qué se tratan todos estos arcanos, el país se entera del hecho consumado. Las mentes abogadiles (curas y legos hicieron de este país lo que es) ya están pensando en recursos, hábeas data y demás adefesios, pero sin embargo eso puede tomar años, tantos que nadie se acordará, al día siguiente de su mínima importancia. Decía que, prescindiendo de la exégesis rigurosa por la cual y en qué contexto Chile devuelve una ínfima parte de lo que se robó en la guerra de 1879-1883, una gavilla de estúpidos inflama el pecho y otorga loas, zalemas y felicita el contrabando.

Aquí en este asunto de historia hay quien desea el olvido y el manto de supuesto perdón que otorgan los años sobre las barbaridades en que incurrieron en esa época. Hay “historiadores” que “trabajan” para hacer libros escolares conjuntos que “complejicen” (es decir, que borren el paso de los hunos) y digan que no ocurrió lo que testimonios dan como acontecido. Claro que todos aquellos participan de la torta en nombre de la integración. ¿Desde cuándo esa dinámica social inevitable, abarca la traición sucia y la adecuación, en favor del más poderoso, de los hechos a la carta? Estos historiadores por demanda son parte de la quintacolumna tradicional que ha existido en Perú.

Nótese, con claridad meridiana que el problema nunca fueron Chile o los chilenos. Ellos hacen lo que en su concepción geopolítica les parece lo más correcto. Obvio es que las demostraciones de que no pararon en mientes, está en 1836-39 y 1879-83 y en adelante, porque simplemente actuaron por la razón o la fuerza. La imbecilidad aquí ambiente no comprendió esa actitud y se hundió en la mediocridad contemplativa y en la muelle observancia que a la postre arruinó al Perú. Dentro de esas taras, qué duda cabe, la hipocresía constituyó una de las más aberrantes dolencias, pasada y presente.

Pruebas incontestables. Días atrás, el canciller José García Belaunde, hombre notable por varias cosas: por pasar los 2 mts. de altura; porque se enteró, ya añejo, sobre los asuntos de límites con Chile, sin perjuicio que alguna vez comparó lo usurpado por el  país del sur en el Mar de Grau, con su chacra (dicho sea de paso, ello ilustra con potente convicción la capacidad intelectual del sujeto); sostuvo en entrevista en La Tercera que había la posibilidad de una consulta de Chile al Perú si otorgaba este país a Bolivia salida al mar por el norte de Arica. Nadie, con la modestísima, insuficiente e indignada protesta de quien esto escribe, ha puesto el grito en el cielo por una traición que contraviene el Tratado y Protocolo Complementario del 3 de junio de 1929 ¡realmente repugnante! La hipocresía hace meter a todos el cuello bajo tierra.

Ayer mismo noticié acerca de esas rebajas de aranceles que están amenazando la estabilidad y vida futura de una empresa limeña que da trabajo a 600 peruanos porque otra firma extranjera estaría lista a llegar con precios más baratos y así, con la quiebra de la actual, comprar a barrer lo que quede y ¡nadie se da por enterado! ¡Cómo si destruir al Perú constituyera un deporte inacabable! Este país es tan  pero tan rico, que avalanchas de delincuentes le han robado y maltratado. Pero aún sigue otorgando sus ubérrimas dotes naturales.

La hipocresía, madre y maestra inconveniente y hasta enemiga, recaló en Perú, se metió en su alma colectiva y no hay organismo que pueda escaparse a su influjo nocivo, canceroso, auto-destructor. Se es tan hipócrita en Perú que ni siquiera se admite la peligrosidad involutiva a que nos está llevando el fenómeno disolvente. Y, por cierto, para alegría de otros que adquieren barato, muy barato a los indignos que siempre ruegan porque los compren. ¡Allá ellos!

Recordemos con González Prada:

“Porque en todas las instituciones nacionales y en todos los ramos de la administración pública sucede lo mismo que en el Parlamento: los reverendísimos, los excelentísimos, los ilustrísimos y los useseñorías valen tanto como los honorables. Aquí ninguno vive su vida verdadera, que todos hacen su papel en la gran farsa. El sabio no es tal sabio; el rico, tal rico; el héroe, tal héroe; el católico, tal católico; ni el librepensador, tal librepensador. Quizá los hombres no son tales hombres ni las mujeres son tales mujeres. Sin embargo, no faltan personas graves que toman a lo serio las cosas. ¡Tomar a lo serio cosas del Perú!

Esto no es república sino mojiganga.”

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!
………………………………

*Publicado originalmente en la Red Voltaire el 7-11-2007 http://www.voltairenet.org/article158777.html





LA TORMENTA (II)

La tormenta (II)

Por William Ospina

(Tomada de El Espectador)

Tan grave como decir “no he visto el mar” o “no he visto el sol” sería tener que decir “no he visto el mundo”. Y yo creo que, de verdad, no lo hemos visto.

Tal vez porque nuestras mitologías y sobre todo nuestras teologías nos enseñaron que éramos una especie distinta y superior, venida del cielo, que no se parecía a la tierra, que estaba aquí por poco tiempo y que después volvía a su patria eterna, aprendimos a comportarnos como visitantes, llamados a utilizarlo todo, a dominarlo todo, a saquear el mundo y a no agradecer por nada.

Ha sido muy lento el proceso de descubrimiento de que somos hijos de este mundo, diseñados por él, condicionados por él; que todo en nosotros depende de las dimensiones del planeta, de su gravedad, de su clima, de sus especies, de su diversidad, de su equilibrio. Que todo daño que hacemos al entorno lo pagaremos con asfixia, con peste y con llagas, porque o somos parte de la salud del planeta o fatalmente seremos parte de su enfermedad y de su agonía.

Alguna vez Macedonio Fernández declaró que nunca se había sentido tan interesado en el tema de la respiración como una vez en que estuvo a punto de ahogarse. Es duro pensar que sólo empezamos a ver realmente el mundo a partir del momento en que sentimos que el mundo nos falta. Cuando estemos a punto de perderlo descubriremos que estábamos en el paraíso. Ahora, viendo los bosques arrasados, los ríos contaminados, los glaciares derretidos, los polinizadores diezmados, las bandadas extraviadas, los cardúmenes sin rumbo, el mar infestado por un continente de basura, las epidemias potenciadas, ahora que no podemos cantar “Vamos a la playa, calienta el sol”, sin preguntar enseguida con angustia si llevamos el bloqueador solar adecuado, comprendemos que la inmensa morada terrestre puede tratarnos como cosa ajena, que tanto jugamos a no ser de aquí que el mundo podría empezar a tratarnos como extranjeros.

Y también es posible que no hayamos visto a la humanidad. Hemos pasado la historia de tal manera divididos en razas, en lenguas, en religiones, en tribus, en naciones, de tal manera trenzados en guerras y conflictos, que nos resultó siempre difícil vernos como miembros de una misma especie y como partes de un proyecto común.

Ahora tenemos urgentes tareas compartidas que nos ayudarán a sentirnos parte de un proyecto solidario, gotas del mismo río, hojas del mismo bosque y caras de un mismo sueño. La tarea urgente de sustitución de fuentes de energía marca poderosamente la agenda planetaria. Ya Alemania y Dinamarca han emprendido incluso la tarea de cerrar sus centrales nucleares y de depender en un ciento por ciento de energías limpias. Es algo que pueden hacer los Estados, pero qué alivio histórico saber que cada quien puede conseguir un par de paneles solares y empezar por asegurar energía limpia para su propia casa, recortando de paso la factura mensual. Qué bueno conectarse directamente con el sol, como los girasoles, y no alimentar los circuitos del poder o de la corrupción.

Hace poco Jeremy Rifkin ha dicho que está terminando la edad de los combustibles fósiles, que ya comienza su sustitución por energía solar y eólica, que esa energía ilimitada en el futuro será gratuita, que está comenzando la tercera revolución industrial “basada en las energías sostenibles y las consecuencias de internet como la economía colaborativa”, que “el 90 % de los automóviles va a desaparecer y que la inmensa mayoría de los que queden serán eléctricos y sin conductor”, que llegó la edad de las reforestaciones masivas y de la energía limpia, que ya “Copenhague quiere convertirse en la ciudad más verde del mundo”.

Paradójicamente nada resulta más favorable para la expansión de los bosques que la sobreabundancia de dióxido de carbono en la atmósfera, de modo que lo que hoy se requiere es inteligencia y voluntad. Pero la manera misma del proyecto industrial tendrá que ser examinada a fondo, porque aunque lográramos un 100 % de energía limpia, ilimitada y gratuita, igual podría hacer colapsar el mundo un modelo de saqueo irrespetuoso y depredador, que ve en la naturaleza sólo una fría bodega de recursos, en la humanidad un mero rebaño de operadores y consumidores, y en el mundo apenas un escenario desangelado para los designios de una acumulación ciega y sórdida.

La idea del desarrollo concebido como mera multiplicación de mercancías y aumento de la rentabilidad parece una variación ya sin poesía del viejo desvelo de los alquimistas por convertir todas las cosas en oro, y contiene en su almendra una alarmante negación de la vida como diversidad, como contención, como profusión y como equilibrio. Porque de todas las cosas que caracterizan al mundo ninguna es más evidente, y a la vez más alarmante para los designios del gran capital, que su gratuidad. Originalmente, todo en este mundo es gratuito, y fue Chesterton quien dijo que “ni siquiera podemos saber qué tan ricos o pobres somos, porque todo es regalo”.

Es la iniciativa múltiple y autónoma de los ciudadanos lo único que puede detener la degradación de las democracias en todo el planeta. Son urgentes los planes masivos de reforestación aliados con el conocimiento necesario para proteger la biodiversidad amenazada. Es urgente salvar las cuencas, proteger los ríos y curar los manantiales. Y también es urgente un cambio de estilo de vida que libere de la excesiva presión al cuerpo y al mundo: sinceramente, yo creo que empieza a ser urgente al mismo tiempo desconectarse de los mecanismos y encenderse en términos creativos.

Necesitamos una revolución del afecto, una relectura de la historia para superar la idea absurda de que hay seres importantes y seres no importantes, seres con historia y seres sin historia. Hay que leer el hermoso libro Vidas minúsculas de Pierre Michon, o el libro Europa y la gente sin historia, para comprender cuán equivocados hemos estado en la mirada sobre el papel que jugamos en el mundo. 

No hay ser humano que no sea una síntesis de su época. La democracia es de verdad una necesidad, pero la democracia no puede ser una oscura tiranía de burócratas ni una manipulación de castas ni algo gobernado por el poder del dinero. Más que un sistema de derechos y de responsabilidades, la democracia tiene que ser un seguro de equilibrio en el que sólo si cada quien tiene lo elemental, tiene valor y dignidad, puede haber paz y convivencia verdadera.

Hay un relato de Ray Bradbury donde alguien grita que viene la tormenta. Cuando los otros, alarmados, le preguntan: “Dónde, dónde viene?”, él responde: “Nosotros, la tormenta somos nosotros”.

Los jóvenes, que por definición aman el riesgo y la aventura, tienen que saber que su deber es ser los protectores de los jaguares y los médicos de los manantiales. Es la voz de la tierra la que viene a decirnos que sólo bajo esos signos tal vez salvaremos esta aventura hoy en peligro, porque el mundo es tan grande que ya sólo se lo puede salvar en cada sitio, en la raíz de cada árbol, en la fuente de cada río.

Si viene la tormenta, que la tormenta seamos nosotros, o, como acabo de leer en alguna parte, según la sentencia del pueblo hopi, “nosotros somos aquellos a los que estábamos esperando”.

Fragmento de Solidaridad y futuro, un ensayo del nuevo libro “El taller, el templo y el hogar”.

LA TORMENTA (I)

La tormenta (I)

Por: William Ospina

(tomada de El Espectador, 3.06.2018)

Si alguien quisiera dictar una charla surrealista, podría empezar diciendo que llevamos mucho tiempo viviendo de la sangre de los dinosaurios. Que la sangre de los dinosaurios terminará haciendo que el mar hierva y que el cielo se apague.

Pero no, no es surrealismo: es la sencilla realidad. En todas partes estamos carbonizando el mundo, no en el sentido de estarlo quemando, pero sí en el sentido de estarlo llenando de carbono. Hace meses, ante los ojos asombrados de los viajeros, se blanqueó la barrera coralina de Australia, una de las maravillas del mundo. Y ese podría ser un bello espectáculo, si somos capaces de pensar que la muerte es un bello espectáculo. Para que toda una barrera de corales se muera y se afantasme, basta que aumente un par de grados la temperatura del mar.

¿Por qué nos preocupa en Colombia que se mueran los corales de Australia? Por la misma razón por la que puede preocupar a los australianos que cada año se pierdan miles de kilómetros cuadrados de la selva amazónica. Hasta ayer vivíamos, o creíamos vivir en países, ahora todos vivimos en el mundo, y no en un mundo apacible, sino en un mundo donde se sienten crecer las catástrofes.

Hay un hermoso poema de León de Greiff, muy musical y un poco irónico, en donde él afirma que no ha visto el mar: “No he visto el mar,/ Mis ojos, vigías horadantes, fantásticas luciérnagas,/ Mis ojos avizores entre la noche, dueños/ De la estrellada comba, de los astrales mundos,/ Mis ojos errabundos, ojos cogitabundos,/ Familiares del hórrido vértigo del abismo,/ No han visto el mar mis ojos,/ No he visto el mar”.

Digo que es irónico porque evidentemente cuesta trabajo no ver el mar. No ver una hormiga es fácil, pero es difícil no ver el océano. El poema podría significar apenas que el poeta, un caballero antioqueño de 30 o de 40 años, no ha hecho el viaje a Turbo o a Coveñas, y no ha podido conocer personalmente el mar. Pero creo que el poema no habla sólo del poeta: habla de cada uno de nosotros, y por eso nos gusta a todos. Más bien significa que nosotros, los colombianos, o que tal vez los latinoamericanos, como también lo sugiere Ignacio Padilla, en su hermoso libro “La isla de las tribus perdidas”, no hemos visto el mar.

Y ese no haberlo visto no parece un problema óptico. Yo diría que significa que no lo hemos advertido, que no lo hemos conocido, que no hemos entrado en contacto con él. Podría significar: no somos griegos, no somos árabes, no somos ingleses, no somos estadounidenses. No hemos sido Ulises, ni Simbad, ni el bucanero ciego de la Isla del tesoro, ni el capitán loco que buscaba a la ballena blanca. Uno puede vivir por siglos junto al mar y, en el sentido más profundo del término, no haberlo visto.

Creo que lo mismo puede decirse del sol. El sol es un poco más difícil de ver: es tan deslumbrante, tan cegador, que verlo es peligroso. Sabemos que no hay que mirarlo, que nos conviene no verlo, que más nos conviene no haberlo visto. Pero también en la expresión “no he visto el sol” podría estar encerrada una verdad más profunda. Es posible que los seres humanos hayamos estado por miles de años en la tierra, y sin embargo no hayamos visto el sol, que es nuestro padre, la fuente de nuestra vida.

A partir de cierto momento los seres humanos empezamos a consumir mucha más energía de la que éramos capaces de procesar con nuestra alimentación. Hace dos siglos, a comienzos de la revolución industrial, cada ser humano todavía consumía las 2.500 calorías que fueron nuestro gasto diario desde el comienzo de la historia. Ahora no sólo hemos pasado de 500 millones a 7.500 millones de personas, sino que cada uno ha pasado de 2.500 al equivalente de 250.000 calorías.

Somos monstruos devoradores de energía: viajamos por tierra a 80 kilómetros por hora, por aire a 850 kilómetros por hora, hemos iluminado la noche, hemos abandonado el silencio, oímos radio, vemos televisión, tenemos encendido todo el día nuestro ordenador, y en los últimos segundos del tiempo cósmico nuestra única preocupación es tener cargado el teléfono celular.

Alguien hace poco escribió en Twitter: “Estoy saliendo de mi casa sin el cargador, y con una carga en el celular del 75 %. Que sea lo que Dios quiera”. Anoche, en el ascensor de un centro comercial, me di cuenta de que una muchacha consideraba necesario llamar a su hermano o su novio para preguntarle: “Nacieron los tres dragones. ¿Ahí se acaba todo?”. El gasto de energía es tan descomunal que no basta que todos los ríos del mundo hagan girar las turbinas generadoras de electricidad, que todos los yacimientos de carbón surtan sin fin la fuente de la energía térmica, sino que hace dos siglos la revolución industrial y hace un siglo en señor Henry Ford pusieron a la humanidad a consumir petróleo, combustibles fósiles que encienden la noche y acompasan nuestra velocidad y alimentan las fábricas, de modo que llevamos mucho tiempo, como decía, viviendo de la sangre de los dinosaurios, y estamos liberando a la atmósfera de manera creciente todo el carbono que estaba guardado en las profundidades de la tierra. La temperatura global está aumentando aceleradamente, ha subido varios grados la temperatura del mar hasta blanquear la barrera coralina de Australia, y en los términos más sencillos estamos carbonizando el mundo, es decir, aumentando sin control el nivel de carbono en la atmósfera.

Pero es bueno recordar que hace poco más de dos siglos el poeta Friedrich Holderlin escribió en su poema Patmos: “Allí donde crece el peligro crece también lo que nos salva”. Hace ya varios años la humanidad se pregunta con angustia cómo vamos a sostener este ritmo descomunal de gasto de energía, si todo el carbón y todo el petróleo que consumimos están dejando en la atmósfera, en los océanos, en las pieles y en los pulmones un rastro mortal. Ya no tenemos décadas para corregir ese problema, ahora es evidente que a lo sumo tenemos años. Y es el momento en que el ser humano, acosado por la necesidad y por el peligro, descubre, como decían en la antigüedad, que hay un sol en el cielo, y puede decirse, en un sentido muy profundo, “no he visto el sol”.

Ahora sabemos que el sol y el viento son la gran solución a las demandas de energía de la humanidad, que la energía solar y la energía eólica son las energías limpias e inagotables que necesita, no sólo el futuro, sino desesperadamente el presente. Nos volvemos de pronto a mirar esa fuente desmesurada de energía, y comprendemos que si lo hacemos bien y a tiempo tendremos energía limpia y abundante para todas las necesidades de la civilización en los próximos diez millones de años. ¿Por qué no lo habíamos visto antes? Tal vez porque la historia no nos había formulado el desafío.

Claro que no hay que cantar victoria: porque ya hemos alterado seriamente el equilibrio del mundo y porque de la teoría de la sustitución energética al cambio real del modelo todavía queda mucho trecho y muchos intereses que vencer, y mientras tanto el mundo ya está empezando a tratarnos como a una plaga dañina. Tenemos que dejar de pesar nocivamente sobre el mundo, y eso requiere un largo proceso de recuperación del equilibrio perdido.

(Fragmento de Solidaridad y futuro, un ensayo del nuevo libro “El taller, el templo y el hogar”.)
COMUNICADO DE LA SOCIEDAD COLOMBIANA DE INGENIEROS EMERGENCIA PROYECTO HIDROITUANGO

COMUNICADO DE LA SOCIEDAD COLOMBIANA DE INGENIEROS
EMERGENCIA PROYECTO HIDROITUANGO

La Sociedad Colombiana de Ingenieros profundamente preocupada ante la gravedad de la emergencia que se presenta en el proyecto Hidroituango, el cual puede llevar a una catástrofe que no tendría antecedentes en la historia de Colombia y de acuerdo a su calidad de Órgano Consultivo en asuntos de ingeniería, se siente en la obligación de separarse de los comunicados expedidos por las autoridades del proyecto ante la opinión pública, que en nuestro concepto subestiman la gravedad de la situación existente. 

Por tanto, recomendamos al gobierno nacional el siguiente curso de acción:

1. Efectuar la evacuación completa de las poblaciones en riesgo en forma inmediata, trasladando a sus habitantes a sitios alejados del cañón del río Cauca, (la Sociedad Colombiana de Ingenieros considera que no hay sitos seguros dentro del perímetro urbano de esas poblaciones) en caso de ocurrir una avenida (avalancha).

2. Exigir de las compañías de ingeniería que han manejado los diseños, la construcción y la interventoría del proyecto, en una comunicación directa y fehaciente que revelen los siguientes puntos:

El estado real de la obra dado que los comunicados oficiales no pueden ser considerados como informes de ingeniería

El estado real de la amenaza de falla de presa, incluyendo la posibilidad de falla del relleno de la misma, especialmente la parte que ha sido construida durante la emergencia

La posibilidad de falla del estribo derecho, afectado por los derrumbes de los túneles y cavernas del proyecto, los túneles de acceso y la inestabilidad general del macizo saturado, que se manifiesta por los sucesivos derrumbes, taponamientos y destaponamientos que han ocurrido desde que se inició la emergencia

La posibilidad de falla del proyecto debido a la operación continua e incontrolada del vertedero de la presa de acuerdo con su estado real de construcción.

La susceptibilidad de falla de la presa ante otras contingencias posibles como son los terremotos, los posibles microsismos inducidos por el propio embalse, y los potenciales asentamientos del relleno de la presa.

3. Reportar sobre los  cálculos relacionados con  caudales y niveles que se esperan en  caso de rompimiento de la presa en los diferentes sitios poblados que se encuentran en peligro, y el alcance longitudinal de la onda de avenida que se produciría.

4. Que  las empresas  de ingeniería mencionadas  establezcan con claridad si hay forma de reparar el proyecto o si la emergencia debe continuar hasta tanto sea posible remover en forma controlada la presa

Bogotá, D.C, mayo 22 de 2018

SOCIEDAD COLOMBIANA DE INGENIEROS

ARGELINO J DURAN ARIZA

Presidente


VENEZUELA: Tres imágenes y tres palabras que definen muy bien a la oposición en la patria de Bolívar
CONTRADICTORIOS: Convencidos de que iban a ganarlas, la oposición pidió a gritos (a sangre y fuego también) que Nicolás Maduro adelantara las elecciones presidenciales. Finalmente fueron adelantadas pero, harto dividida, la oposición se percató de que iban a perderlas; entonces, con argumentos ridículos hasta la saciedad, las rechazaron. IMBÉCILES: Tanto Hugo Chávez como Nicolás Maduro hicieron grandes […]
¿Independientes, tecnócratas o analfabetos políticos?*

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
29-11-2006

¿Independientes, tecnócratas o analfabetos políticos?*

Escribió el gran Bertolt Brecht: "El peor analfabeto, es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio del poroto, del pan, de la carne, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. Es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el niño abandonado y el peor de todos los bandidos: el político corrupto, mequetrefe y lacayo del gran capital". ¿No hay aquí quienes prefieren llamarse tecnócratas o independientes? Y, ¿a la postre, no son tres variantes de un solo lamentable?

¿Qué tan independiente es el independiente de quien sabemos a qué clubes pertenenece, para quiénes ha rubricado con firmas en pronunciamientos públicos y de qué pata cojea cuando de claudicar se trata?

¿Y esos tecnócratas cuya responsabilidad funcional es la de proveer “soluciones” para que los entreguismos parezcan virtudes democráticas y acción para el beneficio de nuestros pueblos? ¿No son esos los tecnócratas los que siempre anticipan las buenas pro, las licitaciones bajo cuerda y aseguran la cautela de sus dólares copiosos?

El compendio de esa imbecilidad con patas se llama el analfabeto político tan bien resumido por Brecht.

El independiente, el tecnócrata y el analfabeto político, forman parte de esa siniestra sinfonía perenne de que la república sufre desde que inició como tal y que ha hecho al Perú: somos lo que somos porque las castas gobernantes y pandillas delincuenciales así lo determinaron. No es el Perú casualidad o producto de la mala suerte o el infortunio.

¿Tiene rumbo Perú? El eternamente muerto canciller echó la culpa al ex presidente Toledo por el fracaso del TLC. Lo propio y con más mediocridad, hizo el primer ministro. El jefe de Estado, Alan García, ante la bestialidad inocultable de aquellos, debió enmendarles la plana con una sonora bofetada que aquietó los rebuznos. Pero no del todo. A posteriori la fanática pro-TLC, ministra de Comercio Exterior, anunció que el triunfo del candidato Correa en Ecuador, echaría vientos turbulentos sobre el comercio en la región. Y el primer ministro en arranque de rarísima lucidez ya la desautorizó públicamente. Claro, si el titular de RREE mora en su sarcófago real y sólo abandona el letargo de las sombras para firmar resoluciones que dictamina otro, igual de largo, mediocre y sectario como él. De resultas que ¡Dios los cría y ellos se juntan! De vuelta está la mafia en cancillería y tan así que nada menos que Alfonso Rivero Monsalve, el capo di tutti di capi, ha sido nombrado como embajador en el Vaticano. Y Vicente Azula se va a República Dominicana. ¿Es preciso llamar, como antes se hizo con Jorge Voto Bernales, Jorge Valdez y Eduardo Ponce, a resobados monigotes como aquellos?

El onanismo político nacional es patético: los analfabetos graznan, los independientes ladran y los tecnócratas berrean sobre señales, escenarios, re-diseños, deslindes y otras monsergas de un TLC que ¡no depende para nada! del Perú, sino del congreso norteamericano cuya mayoría demócrata hará más difíciles las cosas. Pero ¡toda la vulgaridad nacional camina por un solo aspecto, el bendito TLC con Gringolandia! ¡Qué imaginación tan brutalmente estrecha!

Dice el docto intelectual de ONG, sano y sagrado, apodíctico y ortodoxo que “es hora que se acaben los partidos”. ¡Cómo si hubiera hora y decreto para liquidar o fulminar lo que sólo el pueblo puede hacer o reivindicar de sus escombros! ¡Es tan asombroso Perú que la mediocridad pasa por análisis sociológico o exégesis de alguna especie! ¡Jóvenes a la obra, viejos a la tumba!

El analfabeto político compendia gran parte de las taras del ser común y corriente peruano. Lo simboliza malamente, lo precisa en la pobreza abominable de sus limitaciones. ¡A esos hay que atacarlos proponiendo caminos solidarios y responsables de avenida por y para el Perú!

¿Se persuadirá el lector común y corriente que sí puede ser parte de esta gran corriente renovadora y revolucionaria del país?

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

Lea www.voltairenet.org/es
hcmujica.blogspot.com
Skype: hmujica
………………………….

*Publicado originalmente en la Red Voltaire el 29-11-2006 http://www.voltairenet.org/article161841.html




“EL VOTO EN BLANCO ES UNA AUTODERROTA”: GUSTAVO PETRO

Entrevista con Gustavo Petro, candidato presidencia de la Colombia Humana…

“El voto en blanco es una autoderrota”: Gustavo Petro

Alfredo Molano Jimeno / Hugo García Segura

(Tomada de El Espectador, martes 12  de junio de 2018)

Sigue buscando apoyos. Ya logró el de Mockus y el de Claudia López y conversa ahora con Humberto de la Calle. Antes de esas movidas, el candidato de la Colombia Humana habló con El Espectador de Duque, Uribe, Fajardo, Robledo y de su proyecto político, que, dice, no tiene nada de populista.

A cinco días de las elecciones, ¿cómo ve el panorama? Porque las encuestas no lo favorecen…

Una encuesta es una foto, un momento. Sin discutir metodologías, las más recientes tienen que ver con los resultados de la primera vuelta y la fotografía muestra lo mismo que arrojaron las urnas: la mayoría no está con Duque. Ustedes dirán: tampoco con Petro, pero es claro que la mayoría es procambio, antimaquinaria y anticorrupción, con talantes diferentes. Esa mayoría es una sumatoria, en gran proporción, de Petro, y en menor proporción del blanco. Eso da opciones, posibilidades y problemas. Si un porcentaje importante de la población vota en blanco, gana Duque, y vamos a una dictadura. Si al contrario, Petro logra seducir a esta población, es el presidente. En otras palabras está de papayita. Ya no es el aguacate, es la papaya. Podemos mandar la corrupción a la caneca de la basura con una equis. Hace muchas décadas, casi desde Gaitán, no había una posibilidad de cambio en el Gobierno. Leí en un trino que Gaitán alcanzó en su última votación presidencial el 25 %. Lo mismo que yo alcancé ahora. Imagínese, llegar a este punto cuesta 70 años. Eso es un poco asustador para mí. Llegar a este momento histórico, con posibilidad de un cambio político, luego de siete décadas y miles de muertos.

Pero habla usted de problemas...

Mi miedo es que se pierda la oportunidad. Como dijo García Márquez: la segunda oportunidad de las estirpes condenadas a los cien años de soledad. Esa frase refleja este momento y se puede perder, no por la debilidad física o mental mía, sino por la manipulación del uribismo. Duque está rechazando el debate, le da miedo. Le teme a nuestra coherencia argumental, porque él no la tiene. Él se aprende el discurso de sus asesores, pero en un debate entre dos, ese aprendizaje empieza a hacer aguas, pues se necesita conocimiento integral, coherencia real.

¿Cómo seducir al electorado que hoy se inclina por el voto blanco?

Mi responsabilidad es que menos gente vote en blanco y me apoye. Obviamente, nos hace un gran daño quien estimula esa opción. Lo hacen con el propósito de dañar a Petro, no a Duque. Esa es su responsabilidad ante la historia; la mía es seducir ese voto en blanco. Lo estoy estudiando, porque, si las encuestas son serias, parte del fajardismo antioqueño, la zona cafetera y algo de Cali se pasa a Duque. Era previsible, porque hay un fajardismo que es más de derecha, pero el resto es progresista. Es un electorado que quiere cambio, acabar con la corrupción, quiere transformaciones, pero que creyó que Fajardo, por ser más tranquilo, lo podría hacer mejor que Petro, que tiene fama de echar pa’lante y de ser obstinado. Y no es mentira, eso es parte de mi carácter. Allí hay un gran campo de seducción, porque ese electorado, además de juvenil, es de estrato 3, mientras que el electorado de Petro se situó más en los estratos 1 y 2. El caso de Bogotá lo demuestra. El estrato 3 no es rico, es una clase media vulnerable, porque está con un pie en un lado y otro pie en el otro. El crecimiento del estrato 3 bogotano se debe a los gobiernos de izquierda, es nuestra producción, sacamos gente de la pobreza, pero no se nos reconoce. Y es que el centro de la política social de Bogotá fue la educación. Y en esa medida la ciudad tuvo una revolución inmensa; sus localidades pobres hoy son de clase media: Fontibón, Engativá, no son lo mismo que hace 10 o 12 años.

¿Usted siente que su administración en Bogotá no ha sido reconocida?

Pues en los medios no, pero entre la población sí, porque si no cómo se explica que haya obtenido 1’100.000, muchos más que cuando gané la Alcaldía. Eso no se da si la gente no hubiera reconocido un buen gobierno. Diferente sucede en Medellín: yo apostaba a que Fajardo ganaba allá y ganó Duque. Ni Fajardo y yo, sumados, podemos ganarle a Duque en Medellín. Es la única ciudad relativamente rica donde él gana. En Bogotá, Cali o Barranquilla ganamos Fajardo o yo. Duque es una expresión atrasada de la política y Fajardo demostró más capacidad de atraer el voto en estrato 3 que Petro, que se queda en el 1, el 2 y las juventudes. Por eso gano en departamentos pobres y en las zonas pobres de las grandes ciudades. Así que, desde el punto de vista sociológico, se queda con la Presidencia el que se gane el apoyo del estrato 3. Claro, sin contar con la maquinaria.

¿Qué lectura hace de la decisión de Fajardo, Robledo y De la Calle de votar en blanco?
Es una falta de responsabilidad con el país, no conmigo, porque yo les ofrecí la posibilidad de derrotarme en una consulta y, aun así, sólo por el miedo a que no sucediera, no aceptaron. El tema de Fajardo tiene que ver con el prejuicio de que no es bueno para el país alguien que tenga un origen de izquierda. En el mundo muchos gobernantes han sido de izquierda y han hecho transformaciones. No hubiera una España sin Franco si no hubiera un PSOE; no hubiera sido posible la salida de Pinochet en Chile sin el Partido Socialista, que también ha gobernado en los últimos años. En esos países ha habido alternancia y el mensaje es claro: no se puede construir democracia sin la voz de los excluidos. Y eso faltó en la mente de Fajardo. El caso de Robledo es diferente, pues se ubica en las viejas envidias y sectarismos de la izquierda, anacrónicos, pero igualmente irresponsables. Aquí se trataba de dar un paso, dado que la población decidió que el que pasaba era Petro. Si Fajardo hubiera pasado, en tres segundos yo lo hubiera apoyado, no lo hubiera pensado, lo tenía decidido. Obviamente, lo mismo hubiera sido si el que hubiera pasado fuera De la Calle, porque yo entiendo lo que significa una dictadura uribista. Eso se salda en muertos, en violencia, en destrucción democrática, en acumulados. Todo cálculo pensando en que en cuatro años sí se va a poder es carreta. Si ellos recuperan el Gobierno, que lo perdieron por una decisión de una corte, ya saben qué tienen que hacer: acabar con las cortes. Ponen a la justicia a su servicio, ponen al Congreso a su servicio, y eso lo saben hacer, sólo se trata de comprar congresistas. Eso se llama dictadura: concentración de poder. Quieren controlar las tres ramas y el efecto es que en cuatro años no va ser lo mismo que hoy. De ahí mi angustia: estamos ante una oportunidad histórica, de esas que sólo aparecen cada 70 o 100 años. La última fue cuando Gaitán iba ser presidente y lo mataron.

Pero de todas maneras deja un gran camino avanzado para 2022…

Esa es una manera fácil e ingenua de pensar. ¿Creen que el uribismo llega al poder y lo va soltar?

“Timochenko” dijo que la FARC respalda a quien apoye los acuerdos de paz y no plantee cambios. ¿No cree que ese pronunciamiento le hace daño?

Me parece lógico que alguien que firmó un Acuerdo de Paz vote por quien respalda lo pactado. Sería un tonto si no. Pero eso indica, no que la FARC me respalda, porque no lo ha hecho, sino que es una fuerza premoderna. Su único punto de acuerdo conmigo —y con la mayoría de los ciudadanos— es dejar la guerra. Hoy es una fuerza anacrónica la que quiere mantener la guerra y, en esa medida, la postura de Petro es impedir que surjan nuevas violencias. Eso ya no es el tema de un acuerdo con la FARC, es la paz de Colombia, que Santos no quiso acometer porque implica reformas sociales a profundidad en asuntos claves como educación, salud, tránsito a la economía productiva. Eso no estaba en los Acuerdos de La Habana, y no tiene que ver con la FARC. Eso tiene que estar en un gran acuerdo con la sociedad colombiana. Mi visión de la paz es más amplia que la que tuvieron el gobierno Santos y las Farc, pero eso no implica que mande al carajo el Acuerdo de La Habana. Ahora, de lo que sí estoy convencido es de que está gestándose una nueva guerra sobre Colombia y que sus primeros campos de batalla están en el litoral Pacífico, en el golfo de Urabá y Medellín.

¿Una guerra entre quiénes?

Son ejércitos del narcotráfico con mayor capacidad de fuego, a donde va a acudir por simple cooptación económica gente con experiencia militar: soldados, policías, agentes de seguridad privada, exguerrilleros, exparamilitares. Con una alta fuente de perversidad y salvajismo, porque es la primera vez que los factores y los actores de la guerra en Colombia se manejan desde el exterior: los carteles mexicanos, y la contraparte, la reacción, se da por el Ejército de Estados Unidos. Por eso el aeropuerto de Tumaco está lleno de aviones de la Fuerza Aérea estadounidense. No es por nacionalismo, es porque estamos perdiendo la soberanía. Es una táctica errónea que consiste en ver el narcotráfico como una guerra. El tal Guacho, que el uribismo ha utilizado para montar su estrategia “antifarc”, es una persona que renunció a la guerrilla un año antes de los acuerdos y hace parte de la nueva guerra, que es transnacional. Ya estamos en una estrategia continental del narcotráfico, y eso ya está en Medellín; sólo falta que mejoren sus armas los muchachos de las barridas y tendremos Siria. Al uribismo, que está jugando con fuego, le interesa que la sigan llamando Farc para mantener sus banderas, pero están desconociendo que es una nueva violencia que tiene un poder mucho mayor que el que hemos conocido en Colombia y que desactivar el Acuerdo con las Farc no lleva, como ellos creen, a que la guerrilla vuelva a la guerra y Uribe a la Presidencia. No. Lleva a desatar un proceso de fragmentación social y estatal del territorio colombiano de manera violenta, manejado por actores que no tienen intereses políticos sino económicos —el narcotráfico— y no son nacionales sino extranjeros. Esto lo desconoce Duque. Por eso creo que la solución es la desactivación de las violencias, que pasa por cambiar la política de drogas en Colombia. Ya no pasa por cómo se cambia el Acuerdo con las Farc. Un acuerdo que hay que respetar, porque un Estado que no respeta sus acuerdos no respeta a la ciudadanía y produce violencia.

¿Cuál es su idea de cambio de la política antidrogas?

Llevamos décadas de fracaso. Sería soberbio decir que tengo la certeza de que mi política va a ser más efectiva. Foucault dice que el poder nace de un control sobre la sociedad y, si vamos a la mafia, el poder de ella nace porque controla sociedad. Esa ha sido la única revolución que ha triunfado en Colombia y la muestra es lo que terminó llamándose parapolítica. Hay grupos de población que controla el narcotráfico: el campesino cultivador de coca y la juventud que consume en el barrio popular. No le interesa tanto el consumidor viejo, maduro y rico; quiere controlar al joven popular, porque lo organiza de manera armada, controla territorio y expande el mercado, y le interesa, a partir del lavado de activos, el crédito popular que abandonó la banca, que es el gota a gota. Ante el vacío de la banca pública y la ausencia de crédito legal, la mafia coopta este sector y controla a millones de personas. Peñalosa se equivoca de cabo a rabo cuando piensa que destruye el narcotráfico sacando a habitantes de calle del Bronx. Esa es una gran mentira. El narcotráfico controla el crédito en San Victorino. Entonces esto es así: yo le quito poder a la mafia si le quito esa población con tres grandes políticas: banca pública con crédito barato; el tema de la juventud consumidora en barrios populares, que es eliminar el procedimiento policial contra ellos, y poner el médico, al psicólogo, los centros regulados de consumo, y desatanizar el tema. Cada vez que un político ataca a esos jóvenes es porque está defendiendo el meganarcotráfico. Cada vez que un político habla de meter a la cárcel a los consumidores, en la noche se está abrazando con un narcotraficante. Lo que se necesita es quitarle el jíbaro al consumidor de drogas barrial, que es la cadena que permite armar y militarizar al joven. La inclusión social de la juventud, el arte, la educación gratuita, eso, que ya lo demostré, ataca este fenómeno. En el campo de los cultivadores de coca, donde no tenemos experiencia, creemos que una política de sustitución de tierras va a ser más efectiva que la sustitución de cultivos, porque en las tierras fértiles no hay cultivos ilícitos. Esos están en la frontera agraria, en las zonas selváticas, a donde expulsaron al campesinado por no hacer la reforma agraria. En el Pacífico, la sustitución de cultivos debe ser agroindustrial. La agroindustria permite crecer en ingresos, pero debe ser propiedad del campesino, y esto implica romperle un adoctrinamiento a nuestro técnicos y economistas que creen que la industria es separada de la agricultura. Y que la industria es para grandes capitales y la agricultura para pequeños campesinos. Así no se puede sustituir la hoja de coca. Con estas tres políticas le quitamos población a la mafia y pierde su poder. Son políticas sociales y no militares.

Usted ha dicho que su programa no es de izquierda ni socialista. ¿Qué es, entonces?

No es socialista. Y lo de izquierda depende de cómo ustedes conciban esa palabra. Desde Einstein, los puntos geográficos se han movido. Lo que hoy se llama el centro era la izquierda hace un siglo. Ese es el avance de las sociedades. Hannah Arendt, que no es propiamente de izquierda, decía que la nación se construye cuando los campesinos levantan la bandera nacional. ¿Y cuál es la bandera nacional? La tierra. Que se vuelva de clase media. Eso en los tiempos de la Revolución francesa era de izquierda, pero aquí dicen que es de extrema izquierda. No, eso es un principio de igualdad y humanidad.

¿Cree que el discurso antipetrista tiene origen en el clasismo?

Claro, pero no desde el punto de vista de clases sociales propias del capitalismo, pues si alguien debería apoyar mis programas son los capitalistas, porque les estoy abriendo el mercado. Cuando decimos: ponerle impuesto a la tierra fértil improductiva, lo que estamos haciendo es ingresando la tierra al mercado de tierras. Cuando no se logra eso estamos en el feudalismo. Colombia tiene mucho del feudalismo, somos la tercera sociedad más desigual del mundo, eso no responde al capitalismo sino a la premodernidad, y lo que se configura no son exactamente clases sociales sino castas. De hecho, los mayores productores de Colombia no son ricos, ni en la ciudad ni en el campo: un arrocero de 50 hectáreas no es un rico ni un cafetero, no son latifundistas. En general son pequeñas y medianas propiedades. En las ciudades como Bogotá o Bucaramanga, los puestos de trabajo productivos los tiene un señor que tiene un garaje, abre una industria en su casa, hace papas fritas. Lo que tenemos es un grupo de élite que se ha apropiado del poder a partir de la corrupción y la violencia, y su hilo unificador no es su postura ante los medios de producción sino su linaje, su color de piel, su apellido, su abolengo. Eso ni siquiera es clasismo, aparece en Game of Thrones, es la exclusión de una sociedad feudal.

¿Qué es eso del capitalismo democrático del que ha hablado?

La sociedad colombiana se parece a la italiana, más que a la española, en su capitalismo, que es incipiente. El capitalismo en Colombia no está en el poder político. Al contrario, sobrevive a trancas y mochas en medio de los TLC, de los impuestos. Ese mundo del capitalismo en Colombia no es democrático, porque es el del mundo cafetero, de los arroceros, de la producción agraria o de la pequeña industria bogotana o santanderana; ese es el mundo que queremos proteger y desarrollar. Por eso no soy populista. Queremos llevarlo al poder. Es ahí donde la mentira uribista ha hecho su mayor esfuerzo. El uribismo sabe que yo voy es por el latifundio, es decir, la base premoderna de su proyecto político, pero como los latifundistas son 11.000 y no ganan elecciones, entonces han utilizado la mentira de que yo soy socialista y les voy a quitar las empresas.

Usted habla de un acuerdo sobre lo fundamental, una expresión de Álvaro Gómez Hurtado, quien representa a un sector conservador que parece distante de sus ideas...

El M-19 fue heredero de un filón histórico que arranca con el general Rafael Uribe Uribe, por no mencionar al expresidente José María Melo y a Manuel Murillo Toro —los radicales liberales—, y que termina con Gaitán. Ahí hay una larga historia de luchas frustradas. Nosotros somos hijos de eso; la violencia interrumpe las reformas, las luchas toman distintos rumbos y terminamos nosotros, los jóvenes del M-19, derogando la Constitución de 1886. Logramos el triunfo que no pudo Uribe Uribe, ni López Pumarejo, ni Gaitán. Ese es nuestro filón. Si usted ve del otro lado, están las fuerzas que se amarraron a defender esa Constitución, los que mataron a Gaitán, a Rafael Uribe Uribe, los que desataron la violencia, y ahí estaba Álvaro Gómez, que representaba el llamado laureanismo. Hijos de eso son Ordóñez, Londoño Hoyos y la familia Gómez. Pero en el caso de Álvaro Gómez, era un hombre brillante y tiene mucha diferencia con Álvaro Uribe. El conservatismo de Gómez era de quilates políticos, intelectuales y sociales, no el que apoya hoy a Uribe, quien es simplemente el representante del narcotráfico en la política. ¿Qué tipo de sociedad sigue a un narcotraficante vuelto político? Eso no era Álvaro Gómez; a él lo seguía una fuerza conservadora, pero racional. Era un hombre valioso. A él lo secuestro el M-19 e inmediatamente entraron en comunicación con Pizarro y hubo un entendimiento. Ambos fueron asesinados por los mismos. Y la Constitución de 1991 se hizo gracias a un pacto entre Álvaro Gómez y el M-19. Juntos éramos la mayoría absoluta, mayoría que no se utilizó para perseguir a nadie, chuzar a los opositores, cerrar cortes. Ni con los militares, con quienes habíamos hecho la guerra, hubo irrespeto. Allí hubo un pacto fundamental, un acuerdo en términos democráticos con una derecha, que era Gómez, y con una izquierda, que era el M-19. Pero mataron a Gómez, al M-19 y hundieron al país en el paramilitarismo. Y ahora muchos conservadores que apoyaban a Gómez terminaron apoyando ese paramilitarismo, que hundió el pacto del 91. La Constitución ordena al Estado ponerse al servicio de la ciudadanía, pero lo que se hizo fue poner a la ciudadanía al servicio de la mafia. El pacto sobre lo fundamental no es más que la aplicación de la Constitución de 1991.

¿Y ahí cabe Álvaro Uribe?

Yo lo invitaría. Eso sí, teniendo claro que es el representante del latifundio improductivo. La invitación que le haría es a que modernicemos la tierra en Colombia sin matarnos.

¿Por qué se desmontó de la idea de una constituyente?

Porque no es necesaria. Lo que necesitamos es implementar la Constitución de 1991. En su momento pensé que debía ser una constituyente acotada a unos temas: salud, educación, justicia, política, etc., pero con el resultado del 11 de marzo, las ciudadanías dieron el primer campanazo, que fue que la bancada mayoritaria del Senado ya no era el uribismo ni los partidos tradicionales, sino la bancada alternativa. Eso da una opción de que las reformas que se necesitan se pueden impulsar en el Congreso.

¿Esos cambios también obedecen a las adhesiones que viene recibiendo?

Claro, en parte las alianzas entre sectores exigen un acercamiento de posiciones. Duque lo hizo en su estilo: atrajo a todas las maquinarias, no quedó ni una por fuera. Las asociaciones para delinquir de la política están con él. Y yo quise convocar a las fuerzas de la ciudadanía que se expresaron en las urnas. Ese es un pluralismo, una nueva forma de gobernar. La pregunta es: ¿cuál de los dos va a ganar: las ciudadanías o las maquinarias? Si las ciudadanías se abstienen, se autoderrotan. No es que las maquinarias sean capaces de derrotarnos, ya están perdidas, casi agónicas, están de papaya, pero las ciudadanías se pueden autoderrotar. El voto en blanco es una autoderrrota. La falta de confianza en Petro es la trampa para dividirnos. Si no podemos es sólo por una razón: que las ciudadanías voten en blanco o se abstengan.

¿No es lamentable que esta campaña gire en torno a “nos vamos para el castrochavismo o para una dictadura uribista”?

Pues el castrochavismo es falso, en cambio la dictadura uribista es cierta.

¿Qué les responde a los que lo califican de populista, mesiánico y caudillista?

Caudillista es un poco de celos, ¿no? Porque ellos mismos no son capaces de convocar y la política es convocar a la ciudadanía. Me lo dijo Pizarro una vez en uno de nuestros agarrones. Él me estaba indicando que el papel del liderazgo es convocar y yo convoco hoy multitudes. A veces me asusta. Pero eso no me hace caudillo, eso me hace un dirigente que tiene un peso específico en este momento de la historia, y lo hago valer. Claro, otros no tienen esa misma posibilidad, entonces les da celos y le dicen caudillo al que llena la plaza. Todos tenemos celos, pero dejarse ganar de eso es una manera pequeña de ver la política. Ahora, el tema del populismo tiene que ver con un esquema de ideas, porque puede haber un populista que no llena ni la cocina de su casa. Entonces, lo primero que hay que preguntarle a un ciudadano es qué entiende por populismo. Unos lo confunden con oratoria. Otros con demagogia, que es proponer lo irrealizable. Y todas las cosas que hemos propuesto nosotros son realizables. Incluso las que no pudimos cumplir en Bogotá son absolutamente realizables. Un metro subterráneo, ¿es que eso es irrealizable? Estaba el estudio, estaba la plata, estaba todo para iniciar la construcción. ¿Qué lo volvió irrealizable? Una decisión del Gobierno Nacional para que Petro no empezara por razones políticas. Y después, una decisión de la sociedad bogotana de elegir como alcalde al que iba a matar el metro subterráneo. Pero decir que un metro subterráneo no es realizable es no entender el manejo de los recursos públicos y de la movilidad de Bogotá. ¿Es realizable la universidad pública y gratuita? Otros países lo han hecho. El gran pacto después de la Segunda Guerra Mundial en Europa fue tener universidad pública y gratuita, hace 70 años. Y esa es una de sus grandes condiciones de avance social y económico. En América Latina existe la universidad pública y gratuita; en Argentina, por ejemplo. ¿O si no por qué tantos colombianos se van para Argentina si no es por eso? Lo podemos hacer, vale $14 billones. Reformando las pensiones, pasando al modelo de pilares, es decir, haciendo que los cotizantes hoy de cuentas de ahorro individual y coticen en Colpensiones en un porcentaje, liberamos $13 billones y financiamos la universidad pública y gratuita.

¿Acabando los fondos privados?

No acabándolos sino haciéndolos complementarios, no competitivos. Por eso se llama pilares. El primer pilar es el del reparto simple, es decir, lo de la cotización de ese primer pilar paga inmediatamente pensión, no va a una cuenta de ahorro individual. Pero adquiere el derecho a la pensión el que cotiza ahí, que no lo tiene la cuenta de ahorro individual. En la cuenta de ahorro individual no hay derecho a la pensión, sólo hay pensión si se ahorró tanto y eso depende del nivel de salario. La mayoría nunca va a tener pensiones en las cuentas de ahorro individual.

¿Y lo de mesiánico?

Eso apareció porque hablé en un discurso sobre el pasaje bíblico de Moisés y la partitura de las aguas. Y ya sabía yo que iban a decir eso. He traído varias frases de la Biblia. Primero, porque la leo, no soy ateo. Segundo, porque es parte de la historia de un pueblo y hay una sabiduría ahí expresada. Y, por ejemplo, “te ganarás el pan con el sudor de tu frente” es una frase que repito y es la base de la teoría económica moderna: el trabajo. Son cinco siglos de esclavitud, un pueblo que empieza a reconocerse y a pensar cómo liberarse de la esclavitud. Aparece Moisés, los convoca y se escapan, y terminan atrapados entre el mar y el faraón. Entonces Moisés divide las aguas y pasan a la tierra de la libertad. En mi discurso hablo de eso mismo y lo asimilo con el pueblo colombiano. Por eso digo que hay que partir las aguas de la historia y quien puede hacer eso es el pueblo. Ahí, simplemente poniendo cuidado a mi discurso, hubieran sabido que no soy mesiánico.

¿Le obsesiona ser presidente?

No, nunca pensé en eso. En toda la etapa de mi vida política apoyé a otros: a Navarro, a Pizarro, a Lucho Garzón, a Carlos Gaviria. Y terminé siendo por primera vez candidato presidencial en 2010. Cuatro años después voté por Santos.

¿Y se arrepiente?

No, porque voté para que hiciera la paz con las Farc y la hizo. Me guste o no, cumplió. Voté por Santos exclusivamente por eso. Y empezaron ahí los amigos de Robledo a decir “la mermelada, el ministerio”. ¿Cuál ministerio, cuál mermelada? Santos fue el que me destituyó. Ahora voto por mí.

Y en el ámbito de la financiación y donaciones de su campaña, ¿cómo le ha ido? En Cuentas Claras aparece que tiene un crédito de $12.000 millones y una donación de $4 millones...

Sí, la primera parte de la campaña fueron las firmas. En el pasado, en la lejanía, a uno se le va olvidando, pero nosotros no pudimos tener plata en las firmas. Y eso es parte de la debilidad de la campaña de hoy, porque nosotros arrancamos con cero, entonces yo abrí una opción tecnológica, crowdfunding. Logramos $30 millones y el banco nos cerró la cuenta en medio de la campaña. Claro, pudimos gastar los 30 en una recolección de firmas, pero fue un golpe bajo. No fuimos los grandes recogedores de firmas, pero fueron las más baratas. Casi las hicimos con cero pesos. Después saltamos a la primera vuelta, ahí ya están los mecanismos legales. ¿Qué nos pasó? No encontrábamos que nos dieran crédito, y nosotros viendo que la campaña nada que arrancaba y pensando en pasar a segunda vuelta. Al principio fue así y fuimos sintiendo el calor popular. Yo empecé caminando calles, como es mi estilo. Cuando llegamos un día a Valledupar y no pude avanzar cuatro meses de la cantidad de gente. Ahí empezaron las manifestaciones y comenzó una llenadera de plaza pública, un huracán. Ahí ya empezaron a ablandarse las fuentes del crédito y conseguimos uno por $12.000 millones. No me hubiera cogido ventaja Fajardo la última semana si hubiéramos tenido más dinero. Recogimos la mitad del tope y eso fue lo que gastamos. Y pasamos ahora a la segunda y en este momento estamos buscando el dinero.

¿Ya han tenido donantes particulares?

No hemos hecho énfasis en eso. Primero por el peligro. Hay gente que ha dicho “queremos donar”, pero yo prefiero la independencia, sobre todo al tratarse de un cargo como la Presidencia. El presidente debe ser independiente.

¿Por qué cree que le tienen tanto temor los empresarios?

No son los empresarios, son los magnates. Dividamos ese mundo en dos: el de los magnates, que son unos cinco y no me quieren porque las grandes fortunas en Colombia, esos grandísimos capitales, que los ponen entre los hombres más ricos del mundo, se han hecho sobre la base de ventajas sobre el Estado. ¿Quién perdió con la privatización de la banca, las pensiones y los servicios públicos? Esas son grandes fortunas amasadas no a partir del desarrollo tecnológico o el emprendimiento, sino a partir de ventajas sobre el Estado. Entonces no me quieren, no porque yo les vaya a expropiar ni nada de eso, sino porque voy a poner el Estado al servicio de la ciudadanía, y lo demostramos en Bogotá. Yo no puse la ciudad al servicio de esos cinco magnates. Ahora, el otro mundo es el de los empresarios de verdad, que es un mundo de pequeños, de estrato 3 y 4. No tienen el poder, no manejan el Estado. Sobreviven resistiendo. Es un capitalismo balbuceante que sobrevive, a duras penas, entre las mafias, la premodernidad y la corrupción. Ese mundo no es enemigo mío per se, y muchas veces ha votado por mí. Sino que hoy es el objeto de toda la campaña de mentiras del uribismo, el mismo estilo que utilizó en el No y el que aprendió con el DAS siendo gobernante Uribe. ¿Cómo un aparato estatal con mucho poder económico puede destruir la imagen de una persona? Ese aprendizaje lo reprodujeron en el plebiscito contra la paz y ahora lo hacen contra Petro: frases como “Petro es ateo y va a quemar 1.500 iglesias”, o que soy multimillonario, que tengo casas en Miami... Yo sólo tengo una casa, endeudada. La deuda es más por problemas de pago, falta de prevención. Las mentiras básicas sobre la expropiación. Entonces a un pequeño empresario le dicen: “es que Petro es como Chávez y le va a quitar la empresa”. Él no se acuerda que yo siendo alcalde no le quité la empresa —si es de Bogotá—. Al contrario, pusimos unas cosas que se llaman Zascas, que era vincular gente con saberes en Europa y Asia, pero eso causa miedo y el miedo lo lleva a no decir Petro, y al no decir Petro queda el país en manos de la corrupción.

¿Cómo serían en un gobierno suyo las relaciones con Venezuela y Estados Unidos?

De independencia. Eso se llama soberanía, que Colombia en su vida republicana nunca ha tenido. El eje de la política internacional de Colombia, si yo soy presidente, es la lucha contra el cambio climático. Eso nos separa tajantemente de quienes defienden la continuidad de la producción de la extracción de petróleo en el mundo, y ahí están Trump, Maduro y Putin. Los rusos ya no son comunistas, son capitalistas, y de la peor especie. Entonces nosotros no tenemos por qué escoger entre capitalismo ruso y el capitalismo gringo, nosotros tenemos que escoger es la vida. Y la vida lo que marca en el campo internacional es la lucha contra el cambio climático. Nuestros aliados son el papa y muchísimas fuerzas sociales y gobiernos que están en esa lucha en la que entraríamos nosotros. Eso nos pondría en una distancia respecto a Maduro, Trump y Putin.

¿Y cómo sería la relación con las Fuerzas Armadas?

Las Fuerzas Armadas de hoy son las que hicimos en la Constitución del 91. Su raíz y legitimidad están ahí. En toda la experiencia desde la Constitución del 91 no he tenido nada conflictivo o roces con ellas. Obviamente, no las he gobernado, pero goberné la Policía en Bogotá y, contrario a lo que la prensa trató de irradiar, que había una pelea permanente, todos los lunes nos reuníamos y luchábamos conjuntamente. Y hay generales de la Policía que dicen que aprendieron de la Bogotá Humana. Tengo amistades con muchos de esos generales. Así que yo no veo mayor fractura entre instituciones como las Fuerzas Armadas o la Policía en un gobierno de la Colombia Humana.

¿Todavía hay temor por riesgo de fraude?

El fraude es permanente en Colombia. Nada han resuelto que impida eso. Fraude siempre ha existido, la compra de votos es fraude. En el caso concreto del software, no tuvieron auditoría ni la van a tener. Se negó el registrador a hacerla, que era nuestra petición central. Y en la práctica, la gente misma evidenció, mirando los famosos formularios E-14, que hubo fraude. Y ahora el fiscal dice que sí lo hubo, pero no dice cómo ni por qué. Ahora, ¿cómo se controla el fraude? Con vigilancia ciudadana. ¿Qué tan capaz es la vigilancia ciudadana? Pues ya lo veremos. Ha aumentado su capacidad. Nosotros solos, como fuerza política, ya controlamos 50.000 mesas y detectamos 4.000 adulteraciones de formularios E-14. Ahora vamos a intentar que sea mejor. Depende de la vigilancia ciudadana.

¿Qué tanta gobernabilidad cree que tendría en el Congreso?

No, la gobernabilidad no es dominar el Congreso, es al contrario. Domina el Congreso quien lo compra, y eso sí es falta de gobernabilidad: se llama delincuencia, es un crimen, un delito. Nosotros hemos tenido un régimen delincuencial. Lo de nosotros es el juego libre. Ahora, en relación con la justicia, lo que propone Duque es cerrar cortes y poner una justicia elegida y nombrada por él, por el uribismo. Eso tiene una razón: evitar el juicio sobre el expresidente Uribe que se sigue en estos momentos en la Corte Suprema de Justicia. Que, aunque tiene su raíz en los temas que yo denuncié sobre él y sus haciendas, tiene que ver con que cometió, como senador, nuevos delitos, tratando de impedir los testimonios de sus propios empleados, que dicen que, efectivamente, jefes paramilitares asesinaron, que eran sus empleados. Duque, si es presidente, controla el Congreso, porque esas bancadas que estaban con la paz, que hacen la mayoría, se pasan inmediatamente a su gobierno. Eso controlaría el 70 % del Congreso. Yo controlaría el 50 % + 1 para unos temas fundamentales, porque esas bancadas que hicieron la paz podrían ser proclives a apoyar las reformas que yo propondría.

¡Imbecilidad en Acción!*

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
26-2-2014

¡Imbecilidad en Acción!*

Un primer ministro ya es recuerdo aunque aquél era pretérito ambulante y, a veces, con voz. Bastó que doña Metiche, no funcionaria, no elegida, sin responsabilidad pero con personal y dineros copiosos y disimulados de los impuestos de los peruanos para su desembozada campaña electoral, le bajara el dedo y ¡sanseacabó! la aventura en el gabinete.

Un insolente ministro de Economía enmienda la plana urbi et orbi al ex adalid del gabinete y como premio ¡le vuelven a nombrar en la misma cartera y con acrecentadas responsabilidades y a eso le llaman "estabilidad"! ¿Para los bolsillos populares? ¡Bah!

La Corte Internacional de Justicia nos revela y confirma la sospecha de años atrás que la claudicación de nuestros gobiernos y diplomacia forjaron una frontera marítima explícita, implícita -como se la quiera llamar- y el firmante de las notas proditoras de 1968-69 está feliz e intocable por tirios y troyanos que no repudian ni llaman al traidor por su nombre. ¡Silencios que inculpan!

Don Manuel González Prada escribió con puntería que remonta décadas y supera siglos.

Lo único permanente y trágico en Perú es la incapacidad de su gente de criticarse sin piedad y fusilar a sus apóstatas. Los resultados están a la vista en estos mismísimos días.

Leamos.

"La historia de muchos gobiernos del Perú cabe en tres palabras: imbecilidad en acción; pero la vida toda del pueblo se resume en otras tres: versatilidad en movimiento.

Si somos versátiles en amor, no lo somos menos en odio: el puñal está penetrando en nuestras entrañas i ya perdonamos al asesino. Alguien ha talado nuestros campos i quemado nuestras ciudades i mutilado nuestro territorio i asaltado nuestras riquezas convertido el país entero en ruinas de un cementerio; pues bien, señores, ese alguien a quien jurábamos rencor eterno i venganza implacable, empieza a ser contado en el número de nuestros amigos, no es aborrecido por nosotros con todo el fuego de la sangre, con toda la cólera del corazón.

Ya que hipocresía i mentira forman los polos de la Diplomacia, dejemos a los gobiernos mentir hipócritamente jurándose amistad i olvido. Nosotros, hombres libres reunidos aquí para escuchar palabras de lealtad i franqueza, nosotros que no tememos esplicaciones ni respetamos susceptibilidades, nosotros levantemos la voz para enderezar el esqueleto de estas muchedumbres encorvadas, hagamos por oxijenar esta atmósfera viciada con la respiración de tantos organismos infectos, i lancemos una chispa que inflame en el corazón del pueblo el fuego para amar con firmeza todo lo que se debe amar, i para odiar con firmeza también todo lo que se debe odiar." (Discurso en el Politeama, 29-7-1888, Manuel González Prada).

"Los almuerzos suceden a los almuerzos, los lunches a los lunches, las comidas a las comidas, las cenas a las cenas. Se engulle sólidos y se bebe líquidos a punto que bajo el lema de Vida Social o Notas Sociales, los diarios serios han abierto una sección especialmente consagrada a contarnos dónde funcionan con mayor actividad las cucharas, los tenedores y las copas. Hay la bolsa culinaria, como hay la bolsa mercantil.

Los banquetes a los verdaderos y a los falsos personajes se repiten con frecuencia que raya en lo maravilloso, en lo inverosímil. Al pobre Candamo, con ofrecerle tanta comilona, le apresuramos su viaje para el otro mundo, a Menéndez Pidal le hicimos conocer indigestiones más serias que las producidas por el garbanzo y el gazpacho, a Sáenz Peña le dimos razón para sostener que una batería de cocina puede hacer tanto mal como una de Schneider-Canet, a Root no le derribamos de una buena enteritis por haber tenido la feliz idea de salvarse a tiempo. Vivimos en perpetuas bodas de Camacho. En las cinco partes del mundo no hay hombres más atareados que los marmitones de nuestros clubs y de nuestros hoteles. Las quijadas de muchas gentes han resuelto el problema del movimiento continuo, los vientres de muchas personas han denunciado profundidades mayores que las del Océano Pacífico.
Algunos dan señales de convertirse en sacos digestivos con el accesorio de tentáculos para coger la presa; otros andan en camino de volverse monstruos acéfalos y llevar en ambos hemisferios un simple conato de circunvoluciones cerebrales.

Banquete al pasado y al futuro jefe de la Nación, banquete al senador y al diputado electos, banquete al nuevo juez de Primera Instancia, banquete al vocal últimamente jubilado, banquete al militar ascendido ayer, banquete al financista que llega, banquete al Encargado de Negocios que prepara su viaje, banquete al ganante de un premio en la lotería, banquete al héroe de heroísmos venideros, banquete al joven sesentón que piensa abandonar la vida de soltero. Todo el mundo disfruta de su banquete, menos las pobres mujeres que, sin embargo, tendrían derecho a la reciprocidad, ya que prodigan tantos beneficios y tantas gollerías a nuncios, delegados, arzobispos, obispos, canónigos, etcétera. Bien merecerían su convite las piadosas damas que suministran leche pura a los hijos legítimos de uniones católicas, mientras no darían ni agua con visos o amagos de leche a los hambrientos mamones concebidos en la inmundicia del pecado.

Ese banquetear de Lima (digamos de una fracción limeña) contrasta con la miseria general del país, da la falsa nota de regocijo en el doloroso concierto del Perú, es un escarnio sangriento a los millares de, infelices que tienen por único alimento un puñado de cancha y unas hojas de coca. Vemos la prosperidad de una oligarquía, el bienestar de un compadraje; no miramos la prosperidad ni el bienestar de un pueblo. Lima es no sólo, el gran receptáculo donde vienen a centralizarse las aguas sucias y las aguas limpias de los departamentos: es la inmensa ventosa que chupa la sangre de toda la Nación. Esas quintas, esos chalets, esos palacetes, esos coches, esos trajes de seda y esos aderezos de brillantes, provienen de los tajosen la carne del pueblo, representan las sangrías administradas en forma de contribuciones fiscales y gabelas de todo género. Merced a las sociedades anónimas, todo ha sido monopolizado y es disfrutado por un diminuto círculo de traficantes egoístas y absorbentes. Fuera de ellos, nada para nadie, lo mismo en los negocios que en la política, salvo haciendo los postulantes el sacrificio de convicciones y dignidad. Consigna -la abyección y la obediencia." (Nuestros ventrales, Horas de Lucha, González Prada, 1908)
…………………………………………

*Originalmente publicado el 26-2-2014 en la Red Voltaire http://www.voltairenet.org/article182347.html?var_mode=recalcul




Congreso: ¡embragues al por mayor!*

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
24-11-2005

Congreso: ¡embragues al por mayor!*

Sería injusto no dejar de reconocer que este es uno de los peores Congresos de que pueda avergonzarse la historia nacional. Con rarísimas excepciones decentes y sinceras, hay chamulladores baratos, mitómanos feraces, mentecatos profesionales, logreras con bonitas piernas y escaso cerebro, en síntesis una colección inenvidiable para cualquier pueblo. Se asemejan al dispositivo mecánico de los autos, el embrague, porque ¡primero meten la pata y después hacen el cambio! Ahora dicen que ya no van a ser varios miles de dólares los que se embolsicarán como indemnización y otras majaderías, sino mucho menos. Si aquí existiese la justicia, los parlamentarios debían de pagar en lugar de cobrar.

El prócer civil, Manuel González Prada, en pluma imbatible, les ha retratado con la ferocidad que no mellan los años en dos artículos que hemos tenido el placer inefable de reproducir ayer y hoy: Nuestros legisladores y Los honorables de Horas de Lucha y Bajo el oprobio, respectivamente. Es hasta inminente que muchos legisladores, por vez primera, en virginal encuentro, hayan recién tomado conocimiento que existió González Prada.

Años atrás, desde Liberación, me permití algunas recensiones de estos mismos textos de González Prada y agregué algo de mi cosecha. Mi tesis era quemar el Congreso pero…………….¡con todos los parlamentarios adentro! Entonces una rechoncha fujimorista estridente y locuaz exigió que sus asesores averiguaran quién era “ese tal González Prada” para “aplicarle la ley”. La muy bestia hasta despidió a dos “asesores” porque no le pudieron hacer entender que don Manuel hacía rato que ya no estaba entre nosotros. Lo cual demuestra, para consuelo pírrico de los actuales, que la insolente ignorancia no es patrimonio exclusivo del presente Parlamento.

Para un observador simple, el tráfago diario de cinco años, acaso habría enseñado al Congreso a tomar la temperatura popular. De repente hasta a calibrar las furias ciudadanas que odian al Parlamento por considerarlo un establo ineficiente, caro, soso y de nivel abisal y de alcantarilla. Pero, por desgracia no ha sido así. Y es cuasi imposible que a los pocos meses que faltan para que se larguen, esto ocurra. Para colmo de males, ahora tienen que recular de los US$ 30 mil iniciales a otra suma que siempre seguirá siendo una afrenta al pueblo que trabaja de sol a sol y por apenas ¡en 30 días! S/ 450 (algo así como US$ 120). ¡Qué desigualdad tan cruel y qué perfidia la de algunos!

Un par de imbéciles químicamente puras, ha dicho que “si la gente supiera el trabajo que tiene el parlamentario” y la otra que “trasladará en cuatro camiones los papeles que ha acumulado una vez que se vaya”. ¿No sería más adecuado el uso de un bozal? ¿Y qué hay de ese parlamentario por Junín que habla hasta de la vida sexual de las amebas en Marte? ¿No se le ve pronunciando idioteces a cada momento? Pseudo catón, favorecedor de empleados fantasmas, sólo porque tuvo la solidaridad de sus colegas, no significa que no le despreciemos menos. Da pavor tener que confesar que a veces los legiferantes en lugar de aplausos, merecen escupitajos.

¡Este es el Congreso que tenemos y a menos que ocurra algo fuera de serie, así seguirá el asunto hasta julio del 2006! ¿Cómo elevar el nivel de esta institución? Los títulos universitarios o los doctorados no hacen ninguna diferencia. Sabemos de delincuentes que poseen ambas calificaciones y usan cuello y corbata y roban con descaro de generación en generación y en nombre de la globalización o de las famosas consultorías. Persiste, pues, la interrogante: ¿y de qué modo insuflamos decencia con ciencia al Congreso? Ciertamente, del actual ya no se puede esperar nada.

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!
……………………………..

*Publicado originalmente en la Red Voltaire el 24-11-2005 http://www.voltairenet.org/article131578.html






Apra: moratoria electoral hasta el 2026 y perdón al pueblo peruano

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
29-5-2018

Apra: moratoria electoral hasta el 2026 y perdón al pueblo peruano

Si acaso quedara algún resquicio decente o autocrítico en el alanismo y en el alanismo de oposición, causantes, unos y otros, de la debacle aprista en todo el país, con alguna vergüenza debieran rendir cuentas del margesí de bienes, ingresos e inmuebles de que aún es dueña la organización. Más aún, como el JNE ha confirmado su no reconocimiento a esas “autoridades” y, por tanto, su imposible participación en las elecciones regionales y municipales de octubre, aquellos no tienen sino el camino de ¡irse a sus casas o a donde les dé la gana pero NUNCA MAS en el Partido!

La organización que otrora fuera clarín de protesta y multitud movilizada en calles y plazas, hoy se ha reducido a la nada electoral a lo largo y ancho del Perú. ¡Ni siquiera Trujillo pudo salvarse de la catástrofe arrolladora que ha sido –y aún persiste- el imperio de la inmoralidad delincuencial de quienes traicionaron el legado de honradez que impusieron el fundador del Apra, Víctor Raúl Haya de la Torre, los mártires y hombres y mujeres del pueblo que militaron en esas filas políticas!

Apelando a una caricatura de por sí maniquea, los alanistas de oposición, luego de más de 30 años de haber acompañado en complicidad variopinta y rica en trampas, zancadillas, tráfico de influencias, malas artes y demás delitos, a los alanistas del tronco, ahora pretenden fungir de alguna legitimidad. Pero “gracias” a unos y otros para el pueblo llano, la juventud, la sociedad civil organizada, “todos” los apristas son sinónimo de rateros, inmorales, estafadores, timadores, fracasados y demás epítetos.

¿No es hora que una dirigencia sana, que eche por la alcantarilla a todos los alanismos, pida perdón al pueblo peruano por la comisión de desmanes en los dos gobiernos 1985-1990 y 2006-2011? Ciertamente los cacos son huérfanos de cualquier atisbo de humildad. Las millonarias sumas robadas les hacen pensar que son invencibles e intocables porque para eso se contactan con jueces venales que liberan toda clase de documentos providenciales para aniquilar investigaciones, entorpecer juicios y declarar “probos” a quienes todo el pueblo sabe que son consumados ladrones.

La coyuntura es difícil. Alan García persiste en su soberbia ineficaz y mueve hilos por donde puede y cuenta con adláteres de escaso nivel moral o intelectual pero activos y muy involucrados en trapisondas de todo jaez. Difícil o imposible para Jorge del Castillo, diferenciarse de lo que ha sido su alanismo desde hace más de tres décadas. El todo se compone de las partes y éstas no vienen de data reciente sino antigua y asociada muy en común.

Con una moratoria de por lo menos un lustro, el Apra tendría la ocasión de botar a todos los logreros y pillos que pensaron en la política como trampolín del vil negociado culpable que maldecía desde 1923 el mismísimo Haya de la Torre. Reorganizar las bases, aprender la doctrina, refrescar los conceptos ideológicos, culturizar políticamente a sus militantes, debiera ser sino y meta, ambición a cumplirse para, pidiendo perdón por tanta grosería, aspirar al retorno a la arena de la liza electoral.

¿Podrá ser lo antedicho cumplido por los ilegítimos que ocupan la Casa del Pueblo en la avenida Alfonso Ugarte? Casi, casi, es como pedir peras al olmo.

También carecen de cualquier honorabilidad esos que fungen ser distintos a los alanistas y que con humor y sorna, hemos llamado alanistas de oposición. Para todos esos, sólo hay desprecio categórico.

Las trompetas que rodean las murallas del Jericó traidor suenan en todo el país. Seguirán retumbando hasta vencerlas y el desalojo a latigazo limpio de los mercaderes del templo, no será sino la salida lógica y fin de la profilaxia ¡directos al Taigeto para siempre!

De no ser así, los funerales y con ello la cerrazón de un gran trabajo político que costó blood, sweat, soil and tears (sangre, sudor, tierra y lágrimas) al decir de Churchill, sólo será el espectáculo final con responso y partida de defunción.

Carta a un amigo de España sobre la represión en Catalunya
¿Cómo se puede tratar a las personas así?

Querido Juan.

Sabes lo que nos apreciamos y respetamos, aunque en muchos aspectos tengamos puntos de vista bastante diferentes. No obstante, hay situaciones y momentos en que uno debe pararse a pensar y ver que es lo que realmente está ocuuriendo.
Como eres avezado para saber captar las intenciones y pensamientos de las personas, sé que esperas que te hable de lo que ocurre en Cataluña; tema sobre el que ya hemos debatido y discrepado. Sin embargo, más allá de estas normales y bienvenidas diferencias, lo que ha sucedido hoy a consecuencia del referéndum está más allí de lo razonable y admisible. La violencia gratuita, cruel, loca, despiadada ejercida por las fuerzas de seguridad mandadas por Madrid contra votantes o manifestantes pacíficos, y el trato degradante dado a ellos y ellas: golpeándolos, pisándolos, disparándoles, tirándolos como a la basura, refleja que se ha alcanzado un punto límite al que no solo nunca se debió llegar, sino siquiera pensar en hacerlo.

Violencia de hoy, tan aberrante y vergonzosa

Podrás decirme que ni tú esperabas semejante respuesta brutal, disparatada y poco inteligente del Gobierno central, y efectivamente es toda ella así. Pero los más ultranacionalistas entre los españoles, que abundan como setas en otoño, pensarán que los catalanes ya tienen la represión que querían, y aquí se lo tendrían que preguntar a las personas de toda edad que solo fueron a votar y se encontraron con desalmados brutalizándolos; además, algunos creerán (y también dirán) que la merecían. Violencia que por cierto esta panda de impresentables sabe que no va a recibir de esos cuerpos policiales o militares. 
Que la actuación del Estado español ha sido torpe puede ser y es verdad, pero sobre todo revela la naturaleza de sus dirigentes, de sus instituciones, de su concepción del estado, de su profunda relación y continuación de la ideología y acción del periodo dictatorial, del periodo franquista y su visión colonial. Y en el ámbito político español, tanto de derecha como de izquierda, sabes que no encontrarás mucha tolerancia y mano izquierda cuando se trata del dogma de fe de la unidad indisoluble de la patria. Es el enraizado y ciego nacionalismo español del que a menudo hemos hablado.
La imagen que está dando España de cara al exterior es penosa, aunque sus habitantes, ciegos y cegados por los medios de manipulación internos, no la vean. Esto se paga caro, muy caro. La violenta y execrable actuación policial circula por el mundo y traslada un claro mensaje, no en favor de España o de su democracia. Y no es que los de fuera no nos quieran, nos tengan envidia y todas esas archiconocidas excusas que sacamos cuando no queremos analizar nuestros defectos; las imágenes aquí no mienten, están retratando algo que conocemos. Las consecuencias de tal despropósito estatal vendrán poco a poco, igual más rápido de lo que pensamos. El daño hecho a los catalanes es irreparable y tendrán, tienen ya, muchos que les apoyan y apoyamos. No podía ser de otra manera. No vivimos en los tiempos del auge del fascismo en Italia y del nazismo en Alemania que permitió una represión sin parangón en la península. Soplan vientos contrarios y los meteorólogos de la política nacional parecen no haberlos detectado.
Se podía y podía haber sido diferente, con una disposición al diálogo desde hace muchos años, con un mayor respeto hacia las nacionalidades históricas y sus particulatidades, no tomándose a broma las decisiones tomadas en sus parlamentos y respetándolas. No se hubiese llegado a estos extremos. Si Cataluña a pesar de un proceso de diálogo decidiese seguir adelante con su referéndum, se debía haber permitido, argumentando las buenas razones por las que no se comparte esta visión y reflejando datos, hechos y consecuencias reales que se derivarían de tal decisión. Seguramente ahí se hubiese quedado la cosa, ya que las personas si ven buena disposición y criterio en quien les gobierna, no tienden a romper con él ni son proclives a cambios bruscos.
Seguramente, muy seguramente eso hubiera sucedido. El problema es que España no actúa así y tiene los problemas que tiene, los que ella misma engendra, mi querido amigo.


PS.
A leer: España debe enfrentarse consigo misma.

Brutalidad y abuso de la policía sobre una mujer.





Asaltando los lugares de votación con locura y fiereza:




¿Es posible la paz?
España es diferente...

Qué decir de España, un país donde la democracia ha sido habitualmente algo extraño y que cuando ha estado presente ha durado poco o ha sido condicionada y vigilada de formas y maneras que no se saliese del control de los tradicionales dueños del país: las familias bancarias,  los industriales, los terratenientes, los militares y la siempre presente Iglesia católica. Todo ello en colaboración con la ayuda externa procedente del mundo de los negocios que tenían y tienen importantes intereses en la península. Es lo que ocurre también en este periodo actual de democracia, en el que por ejemplo no se le ha permitido a la ciudadanía elegir el modo de gobierno del país. Fue algo inexcusable e imperdonable desde un punto de vista democrático, político y moral el que no se posibilitase a los españoles elegir  mediante referéndum la forma de gobierno, o bien República o bien Monarquía. Estos no fueron escuchados al respecto y se les impuso el sistema que la propia dictadura y su dictador, Franco, habían decidido. Fue algo más que una quiebra democrática, ya que fue el régimen dictatorial el que acabó con la democracia y con su sistema de gobierno y libertades, la República. Y hay que recordar que en los años 70 era la República mucho mejor vista que la Monarquía, esta última con apenas un respaldo de un 25% de la población frente a un 75% favorable a la primera. 1
El presente deriva del pasado. España ha destacado realmente muy poco a lo largo de su historia por su aportación al pensamiento occidental, especialmente notorio también a partir del siglo XVIII, y no es por casualidad. Estamos ante un país  tradicionalmente dominado por la Iglesia católica, que se ha mantenido hasta fechas recientes como uno de los pocos que tiene muy poca literatura con rigor crítico sobre la institución católica o sobre la misma Biblia, en contraste con otros países europeos. De hecho el trabajo de Gonzalo puente Ojea La formación del cristianismo como fenómeno ideológico de 1974 es prácticamente  una de las primeras obras cumbre al respecto. 2 Puente Ojea es uno de los intelectuales más importantes de la historia reciente española, pero apenas es conocido por el gran público, debido a una férrea censura mediática. Incluso tras su  muerte en enero de 2017 predominó el silencio. 
España tampoco formó prácticamente parte de la revolución científica que sucedía en Europa en los siglos XVII, XVIII y XIX. La Real Academia de las Ciencias no se creó hasta mitades del siglo XIX, en 1847, aunque sí hubo alguna predecesora, como la Real Academia de Medicina y Ciencias Naturales de 1734; en Inglaterra, por el contrario, su Royal Society ya estaba presente desde 1660. Pero estas apariciones de sociedades científicas y de brillantes científicos, además de tardías fueron fugaces, porque aquí no hubo un apoyo ni una preocupación real por proteger y promocionar el pensamiento científico y crítico.  Todo esto revela el retraso intelectual en el que ha vivido este estado. Tradicionalmente unas pocas familias poseían las haciendas y las grandes industrias, no dejando instaurarse a una verdadera clase media que posibilitara un desarrollo económico de la nación, al creer que perjudicaría a sus  intereses. Este estilo de dirigir y llevar las cosas casa muy bien con el tradicional ideario estadounidense para el mundo. Una minoría opulenta que dirige a la sociedad y se deja dirigir por los dirigentes norteamericanos, con una amplía mayoría sometida a unas condiciones de vida bastante lamentables. Hasta tal punto es así, que España es uno de los países de Europa donde mayores diferencias sociales y económicas hay entre la clase rica y las  clases más populares. La tasa de desempleo es la más alta de la zona euro, superando en los jóvenes el 50%. 3 También es uno de los que tienen un sector público peor desarrollado, con la menor inversión por habitante de la Unión Europea, siendo los medios disponibles muy inferiores a las posibilidades económicas reales. La inversión pública  en España es bajísima con respecto a lo que le debería corresponder. La carga de los impuestos recae sobre la población con  menores ingresos, quedando la clase alta prácticamente con una contribución insignificante para lo que en proporción debería de pagar y pagan en Europa otras clases altas. De este modo los ingresos del Estado por impuestos se ven muy reducidos y no le permiten afrontar como debiera su labor de aumentar el nivel de vida de los españoles. Son políticas que han continuado de la dictadura, que agravó las ya crónicamente existentes durante siglos.
El régimen dictatorial de Franco pronto vio un aliado fundamental en Estados Unidos, que le servía de apoyo para mantenerse y evitar también la presión europea. Los responsables de la gran represión que hubo en España se libraban así también de su castigo ante una corte penal internacional, algo a lo que tenían realmente miedo y por esta circunstancia el dictador no dejó el poder hasta su muerte.  El nuevo sistema monárquico simbolizó este carácter exento de valores y oportunista, donde se priorizaba el rédito económico, el ascenso social y donde no había ni hay consideraciones de orden moral o de justicia, es la España de la  pre-transición y de la transición que todavía continúa. También aquí el carácter de las élites estadounidenses se ve reflejado como en un espejo. 
El olvido de las atrocidades que los sublevados cometieron durante la insurrección militar y la dictadura, así como también en buena parte de la llamada democracia, ha sido una constante, no solo en los partidos de derecha españoles sino incluso en los denominados de izquierda. Todos estos crímenes contra la humanidad fueron prácticamente olvidados y los verdugos suelen aparecer, incluso hoy en día, como hacedores de algo necesario, quedando las víctimas ignoradas o incluso también despreciadas. Es el mundo al revés que se da y se vive en España.
Estados Unidos tuvo parte activa, pese a la ocultación que hacen de ello algunos historiadores, en el desarrollo de la guerra civil y en la victoria de los fascistas. La Texaco, por ejemplo, bloqueó el suministro de combustible al Gobierno legítimo y por el contrario se lo suministró a los militares golpistas. Esta actuación estaba en consonancia con lo que hacían e iban a hacer en el resto de Europa. Los magnates de la economía estadounidense por medio de sus transnacionales apoyarían al fascismo, que les garantizaba mano dura con los trabajadores y apoyo para lograr más poder y más beneficios. El fascismo constituía para ellos el sueño hecho realidad que tanto deseaban. Estados Unidos se convirtió ya desde el comienzo en un apoyo a la tiranía española, respaldo que continuaría posteriormente, posibilitando su larga existencia y, especialmente, que los  responsables de ello saliesen impunes. Otro caso más de la enorme hipocresía y bajos principioo de esas clases altas.  Truman dio el visto bueno a salvar a la dictadura y Eisenhower le dio el apoyo internacional tras la visita realizada a España. También su influencia condujo a que no hubiese una transición hacia una democracia verdadera, porque la estructura del Estado dictatorial y sus responsables continuaron desempeñando sus cargos y controlando al país. Desde altos dignatarios fascistas o vinculados a la dictadura  como: Martín Villa, Suarez, Fraga, o el propio Rey, a los responsables de los diferentes departamentos del Estado o los encargados materiales de los asesinatos, interrogatorios, encarcelamientos, delaciones y torturas, siguieron ocupando los puestos de poder.
Lo que quieren presentar como  la “joven democracia española” es el franquismo reformado y por consiguiente un sistema de democracia formal vigilado y controlado por los poderes reales que sirvieron de pivote a los 40 años de dictadura militar. 4
El Rey, designado por el dictador como su sustituto, tenía gran interés en el auxilio norteamericano, con el propósito  de lavar su pasado y de hacerse presentable internacionalmente. EE.UU., otra vez más, echaba un cable a cambio de su sometimiento a sus directrices, que no se han hecho sino seguir desde entonces.
La “Conversión Democrática” del Rey español: El Rey Juan Carlos designó a Arias Navarro, un cercano confidente del dictador Franco, para dirigir su primer gobierno. Los ministros de este gobierno, presididos por el Rey, se unieron a los intereses económicos estadounidenses y se sentían profundamente bien dispuestos hacia el gobierno estadounidense. El Ministro de Asuntos Exteriores, Sr. Areilza, fue el embajador español en los EE.UU. durante la década que comenzó en 1950 y estaba muy cercano a los intereses de la familia Rockefeller y del Chase Manhattan Bank. 5
Areilza era aquel gobernador que apoyó a los fascistas y recalcó lo de “vencedores y vencidos”, en relación al triunfo del fascismo y al castigo contra los que apoyaron al gobierno democrático. Dejando claro quién iba a mandar y quién iba a ser represaliado o eliminado en ese país. Este mismo discurso lo repetirían infinidad de veces sus seguidores políticos en la España ya del siglo XXI, formando parte del partido político de  la derecha española. La comunidad de intereses entre la clase dominante que venía del franquismo, y que ahora entraba a dirigir la nueva democracia, y el mundo de los negocios estadounidense era total.
 El Ministro de Justicia, Sr. Garrigues Díaz-Caisabete, fue Embajador de España en EE.UU. en la década de 1960 (y jugó un papel clave en la renovación de los acuerdos para el mantenimiento de las base militares en España) y fue asesor de muchas corporaciones estadounidenses en España. El Vice-Presidente, Sr. Osorio, fue durante un tiempo presidente de la filial española de Exxon. El Ministro de Economía, Sr. Vilar-Mirt, había sido presidente de una importante compañía del acero, de la United Steel Corporation. Fue este gobierno el que firmó la renovación de las bases militares estadounidenses. 5
El Rey así pronto buscó el amparo estadounidense para lograr el soporte internacional necesario, porque su imagen, tanto en España como en Europa, no era bien vista, y sigue sin serlo, al haber estado junto al dictador durante la dictadura y haber sido nombrado por este. A la muerte de Franco, y ya con el gobierno de la Monarquía, los abusos sobre los derechos humanos continuaron, circunstancias por las cuales en la recepción hecha al Rey Juan Carlos I por la Cámara de Comercio estadounidense en el Waldorf Astoria de Nueva York hubo protestas contra la visita del monarca. Pero para lograr todo esto necesitaron no solo la colaboración de la derecha que procedía del régimen, sino especialmente la de un partido históricamente antifascista y antimonárquico como era el PSOE. Y lo lograron gracias a la degradación que se había dado en el nuevo partido, que había roto de una forma clara con su ideario y su pasado. No fueron los más rectos y los más formados los que ascendieron en sus estructuras y así entraron todo tipo de gentes sin otro interés que el suyo propio, sin una mínima convicción política y humana de lograr una mejora social sirviendo a los españoles y no solo a ellos mismos. Y pronto estuvieron dispuestos a obedecer lo que les dijesen los antiguos dignatarios de la dictadura.
Una argucia reglamentaria permitió a Felipe González prescindir del requisito de la presentación del nuevo afiliado por dos antiguos y de la posterior aprobación del ingreso (previo debate) por la Asamblea de la Agrupación. Se repartieron así carnets del PSOE (legalizado ya por su inscripción de oficio el 17 de febrero de 1977 en el Registro de Asociaciones Políticas) como estampitas. Ingresaron en el PSOE un aluvión de curas, funcionarios, fascistas reciclados y toda clase de individuos que pretendían borrar con su temprana afiliación su pasado franquista o que, simplemente, olfatearon que “allí” había futuro. Este aluvión de nuevos militantes carecía, naturalmente, de formación partidaria y teórica, desconocía las tradiciones de funcionamiento del Partido y tenía una fanática ansia de agradar a los jefes. 6
Estos nuevos  dirigentes crearían con los años un enorme clima de corrupción en el país, tanto a nivel local como estatal, mostrando claramente el rumbo a la deriva del nuevo partido socialista. Esta situación estaba instigada y apoyada desde la Administración norteamericana, con el fin de eliminar cualquier posibilidad de un sistema independiente en España que se preocupase por su población. Se buscaba el bipartidismo al estilo estadounidense, con dos partidos que serían las dos caras de la misma moneda y donde la participación popular estuviese prácticamente anulada. Así, además de crear organizaciones realmente no democráticas, se impedía la existencia de listas abiertas, estableciendo un sistema electoral de listas cerradas y bloqueadas, evitando cualquier posibilidad de libertad de elección y de independencia parlamentaria. 
La potencia norteamericana, como de costumbre, era poco amiga de un cambio real hacia la democracia. Y añoraba los tiempos de la dictadura, aunque era consciente y realista que tras la muerte del dictador no sería posible mantenerla.
La principal, si no exclusiva, preocupación del Gobierno de los Estados Unidos en España era preservar sus intereses militares y económicos. La democracia en España era la menor de sus preocupaciones.  En efecto, el Gobierno de EE.UU. hubiese preferido mantener a Franco y al régimen dictatorial vivos y con buen estado de salud, más que abrir un proceso democrático con un resultado incierto. Como el embajador de EE.UU. en España, Mr. Stabler escribió en febrero de 1975 al secretario de Estado (bajo el presidente Ford) Henry Kissinger, “Será mucho más fácil llegar a un acuerdo con el Gobierno español para renovar las bases militares en ese país si Franco permanece en el poder. Pero él no va a durar mucho más tiempo y la transición a una era post Franco ya ha comenzado”. 5
La Administración estadounidense veía y ve a España como una base de control y operaciones de gran importancia, de ahí que pronto decidiese establecer bases militares sobre suelo español. Sin importarles obviamente que estaban apoyando a una dictadura fascista, lo que vuelve a refutar otra vez más el valor de sus afirmaciones de que vinieron a Europa para combatir el totalitarismo y restablecer la democracia. Los hechos son bien diferentes.
Al principio de 1945, el gobierno de EE.UU. vio a España como una base militar. 
La más importante de esas [demandas], expresado en un estudio del Pentágono publicado el 19 de abril de 1945, era la necesidad para el Gobierno de los EE.UU. de establecer su propio Gibraltar en España. Y eso es lo que hizo –no solo una (Rota), sino seis bases militares estadounidenses equivalentes a Gibraltar fueron implantadas en España. 5
Estados Unidos también intentó desde los tiempos más oscuros que  España que fuese miembro de la OTAN, pero la mayor vergüenza y sentimiento democrático de los países europeos no hizo posible tal pretensión.  El pueblo español había sido ya desde tiempos de la dictadura muy contrario a la presencia de bases militares estadounidenses en su país. Así, cuando en los años 80 EE.UU. presiona para que España ingrese en la OTAN, el Gobierno español tiene un problema: el mayoritario rechazo y la mala imagen de la OTAN entre la población,  por sobradas razones. Por ello se emprende una gran campaña de propaganda en los medios de comunicación para mostrar una imagen benévola y beneficiosa de la organización militar. Esta imagen muestra una organización que busca la paz, la libertad y defiende los derechos humanos, algo completamente alejado de la realidad, ya que si algo la distingue es su belicosidad y su atropello a los derechos humanos y a la vida de muchas personas por todo el mundo. Pero la repetición una y otra vez en los medios de  comunicación del mismo discurso va calando en el público. Además, se engaña a los españoles mostrando a España como un país con capacidad de decisión  y que tendría fuerza en dicha organización, estando pareja con por ejemplo la potencia imperial estadounidense, algo absurdo para cualquiera que supiese algo de la OTAN. También, y esto es importante recordarlo, ya que los mismos medios de comunicación que lo publicitaron en su día hoy lo callan, se condicionó el ingreso a una no integración en la estructura militar, a la no existencia de armas nucleares en el país y a la reducción progresiva de la presencia estadounidense. Si a los españoles se les hubiese hablado claro y no se les hubiese mentido sobre que España iba a formar parte de la estructura militar en la OTAN, y no hubiese habido tanta desigualdad en el acceso a los medios de comunicación durante la campaña, el referéndum no habría obtenido un resultado favorable a dicha  entrada en la organización militar. Todo esto fue olvidado una vez logrado el resultado deseado en el referéndum y engañando a los españoles entraron en su estructura militar, cumpliendo su papel al servicio exterior. Aunque y no por casualidad en el País vasco español: Navarra y Euskadi, Cataluña y Las Canarias se dijese que no. 7 Tampoco faltó durante el referéndum el recurso al miedo bajo la amenaza velada:
Además González llegó a chantajear a los ciudadanos con esta frase: “Si votáis por la salida de la OTAN, buscad un gobierno que la realice porque yo no lo haré”.Los jubilados y pensionistas fueron veladamente amenazados para inducirles a votar afirmativamente. 8
Y la OTAN continuó con sus brutales campañas bélicas por el mundo, en beneficio de las grandes corporaciones del mundo de los negocios, con la colaboración de la Administración y del Ejército español.
Los problemas políticos, sociales y económicos que tiene España ahora vienen de todas estas malas prácticas muy enraizadas, y de un nacionalismo  muy ciego y loco,  y no se resolverán mientras estas no se cambien. Lo que le ha pasado a España era algo que tarde o temprano tenía que suceder, un estado basado en la corrupción y en la deslegitimidad política acaba naufragando.

Referencias-Notas:
1. Gonzalo Puente Ojea. Del confesionalismo al criptoconfesionalismo. Una nueva forma de hegemonía de la Iglesia en España. La influencia de la religión en la sociedad española. Libertarias/Prodhufi. 1994.
2. Gonzalo Puente Ojea. Ideología e historia: La formación del cristianismo como fenómeno ideológico. Siglo XXI, 1974.
3. Vicenc Navarro. Desigualdades sociales en España. 8.10.2009. Público.
4. Tasio Erkizia. El PSOE ante el problema nacional vasco. Euskadi la Renuncia del PSOE. Txalaparta 1988.
5. Vicenc Navarro. How the U.S. Schemed Against Spain´s Transition from Dictatorship to Democracy. Counterpunch. September, 15-17, 2007.
6. Justo de la Cueva. El PSOE de Felipe González. 1974-1988: del socialismo revolucionario marxista al neo franquismo sociológico. Euskadi la Renuncia del PSOE. Txalaparta 1988.
7. El 'sí' vence en 13 autonomías y 43 provincias. El País. 13.03.1986.
8. José Antonio Egido. La política exterior del Gobierno de González. . Euskadi la Renuncia del PSOE. Txalaparta 1988.

¿Es posible la paz?
¡Dos mentiras alanistas!

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
6-6-2018

¡Dos mentiras alanistas!

En pocas semanas más el Jurado Nacional de Elecciones y sus secciones provinciales rechazarán las candidaturas a municipales y regionales presentadas por el Partido Aprista. No puede ser de otro modo, su dirigencia ha sido anulada por el JNE y no reúnen las condiciones que exige la ley de partidos políticos para tener candidatos. No obstante y a sabiendas de lo antedicho, los alanistas del tronco y los alanistas de oposición, aprovechándose de la buena fe de algunos militantes, cobraron por las postulaciones y ¡jamás! devolverán esos montos. PRIMERA MENTIRA.

Avivatos de siempre y tinterillos arribistas han pretendido dar a entender que el JNE habilitó a la Comisión Política, elegida el 2010, como capaz de convocar al XXV congreso. Pero la mitad de los miembros de esa CP, no están inscritos en el Registro de Organizaciones Políticas, hay otro alejado y otro fue expulsado y hay otros dados de baja, es decir NO EXISTEN. Por lo tanto se hace inviable porque no podrá tener validez la convocatoria a un colegiado completo que la mitad de sus miembros no reconoce el JNE. SEGUNDA MENTIRA.

Esta dupla de embustes sólo pretende que los que han destruido al Partido Aprista sigan en sus puestos y más que puestos en sus trincheras de ingresos, sinecuras, ventajismos usurpando una representación legal que han perdido ¡precisamente! por el señalamiento del JNE.

Además ¿un Congreso manejado, en alianza o componenda por los alanistas y los alanistas de oposición, a qué conduciría?: a más de lo mismo, pobredumbre, indignidad, bajo el resultado ineluctable de la pulverización del movimiento aprista. ¡Así de simple!

Por tanto un Congreso aprista no debería admitir, ni de broma, la participación de cualquiera de las facciones alanistas porque están moralmente descalificadas, son inhábiles para otra cosa que la monra y estafa de la fe del pueblo y por eso que éste, más sabio que todos los sabios, le otorgó apenas un humillante 5.6% con la suma de los votos del PPC, a la candidatura de Alan García el 2016.

La alternativa de solución es la convocatoria judicial a un XXV Congreso Nacional ESTATUTARIO, que además establezca la reinscripción o jubileo, y que posteriormente en un XXVI Congreso elija dirigentes nacionales, pero luego de modificar los estatutos y renovar el padrón de militantes.

La convocatoria judicial debería hacerse por solicitud del porcentaje legal para asociaciones civiles a partir del padrón de asociados fundadores que figuran en el ROP del JNE.

Estemos alertas a soluciones "legales" y "técnicas" que solo buscan una mejor correlación de fuerzas entre los alanismos. Y para eso usan a los topos infiltrados en todos los comités del Partido.

En el JNE figuran 1.059 adherentes fundacionales (léase asociados fundadores). De ellos 112 figuran como renunciantes o que ya militan en otro partido. Por lo tanto hay 947 militantes habilitados e inscritos como adherentes fundacionales, con un porcentaje legal de ellos se podría trabajar  la convocatoria al XXV Congreso ESTATUTARIO.

Por último, ni las cartitas o rogativas bobas barnizadas de principios jurídicos, pueden disimular las leguleyadas para hacer parecer legítima a una Comisión Política con defectos insalvables pero, sobre todo, teñida de una fetidez inmoral abominable.

Brevetes: ¿Permitirá OSCE contrabando de Concha a favor de su ex empleador?

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
31-5-2018

Brevetes: ¿Permitirá OSCE contrabando de Concha a favor de su ex empleador?

El inefable Paul Concha, Director General de Transporte Terrestre del MTC en memorándum a la OSCE pretende demostrar que los “tóners para la personalización de las Láminas de Teslin en las impresoras laser….bla, bla, bla”, son experiencia.

Desde hace casi 20 años, el MTC siempre pidió en todos los procesos para confección de brevetes: a) Sustratos de papel sintético; b) Láminas de seguridad. NADA MAS.

Pero una empresa, Salmón Corp., de la que hasta marzo del 2017, Paul Concha era abogado litigante y miembro de su directorio, procura hacer pasar que los toners (tinta) son parte de la experiencia demostrable de esa firma para los brevetes. Y don Paul en memorándum a la OSCE ratifica el absurdo.

Si usted compra un auto, no insiste en que tenga llantas o neumáticos porque ¡vienen con el vehículo! ¡A nadie se le ocurre discutir porque el carro “deba” tener esos soportes!

¡Lo mismo! Las impresoras –no interesa de quién sean- llevan para su trabajo mecánico cartuchos, toners, etc., para lograr su cometido. ¿Hay impresoras que carezcan de tintas o toners? Si así fuere ¡son puro fierro y hay que botarlas a la basura!

Peor aún. Como Salmón Corp., además de ofertar precios insostenibles por cada unidad de brevete S/ 2.34 y ¡jamás ha trabajado con papel Teslin! ahora pretende hacer pasar esos toners como “parte de su experiencia” y hacerlo equivaler a los años imprescindibles especificados en las bases. A eso se llama gato por liebre o un contrabando que la OSCE está compelida a rechazar de plano.

¿Qué crédito merece un señor Director General de Transporte Terrestre, Paul Concha, cuya remoción están solicitando trabajadores y funcionarios del MTC en Lima y provincias? Ayer mismo, miércoles, hubo un simbólico lavado de banderas (ver fotos) en protesta contra esta persona.

Más aún. Días atrás publiqué la demanda penal entablada por Lidercon contra Paul Concha por haber, aparentemente, favorecido a una empresa de la que fue abogado. Y esto ocurrió mientras su desempeño desde el puesto público de Director General de Transporte Terrestre.

¿Y dónde trabajó hasta hace muy poco Paul Concha?: en nada menos y nada más que en Salmón Corp. que quiere hacer valer unos vulgares toners como sucedáneos de “años de experiencia” en un proceso ante la OSCE y que ha causado el desastroso desabastecimiento de brevetes en Lima. Por un lado, Concha y de otro, trabajadores y público usuario que sufren las consecuencias.

OSCE y sus tres vocales no pueden creer al pie de la letra lo que a ojos vista es un absurdo: el toner es toner aquí y en la Cochinchina. Sólo en Perú la firma Salmón Corp. y su ex empleado y director Paul Concha dicen lo contrario y para fabricar brevetes en tecnología Teslin lo que ¡jamás han hecho!

OSCE es o debe ser un lugar que dirima conflictos con apego a la ley, al sentido común y a la decencia. Se sabe que pillos hay en todas partes. Pero eso no da licencia o patente de corso para que unos sinverguenzas que comen a varios carrillos, impongan sus trampas y actos delictivos desde sus altos puestos.

¡A la corrupción díganle NO!

El amor invencible de Adela Tejera
Adela Tejera era una mujer muy bella, morena, con la piel negra y brillante, un hermoso pelo enredado que se confundía entre las banderas rojas, recorría las calles de Tamaraceite lanzando consignas contra el fascismo, por el comunismo, por la liberación de la clase trabajadora.

Su amado Juan Torres se quedaba en casa, aunque respaldaba las ideas libertarias de la mujer de su vida, cuidaba de los chiquillos, mientras ella encabezaba los mítines junto a otras dirigentes obreras, como Rosa García y otras mujeres que solo de nombrarlas estremecen el alma.

En los almacenes de tomates de Los Betancores en Los Giles, en las plataneras del antiguo Valle de Atamarazayt, donde su voz sonaba más fuerte que el resto, alzaba el puño y gritaba por la emancipación de las mujeres, por el voto femenino, por la República, por la libertad, por la democracia, por los derechos negados a un pueblo canario esclavizado por una oligarquía corrupta y criminal.

Por eso la mañana del domingo 19 de julio del 36 no tuvo miedo y salió a la Carretera General de Tamaraceite con su bandera roja, se unió a la partida de mujeres y hombres heroicos que pedían por la justicia social, contra el fascismo, contra un golpe de estado que ya recorría cada rincón del territorio archipielágico como una mancha negra, oscura, siniestra, casi rojiza de sangre obrera masacrada por aquellas bestias vestidas de azul, por sotanas asesinas, por militares genocidas que encabezaron un holocausto que se llevó por delante las vidas de más de 5.000 canarios.

A la valiente Adela la detuvieron frente al Ayuntamiento de San Lorenzo, cuando llegaron los camiones repletos de falanges esa mañana de domingo de julio subiendo desde Las Palmas, pegando tiros al aire, medio borrachos, sedientos de sangre, dispuestos a cometer la mayor matanza de la historia de Canarias después del genocidio indígena de lo que luego llamaron “Conquista”, “Encuentro de culturas”, cuando no fue más que una carnicería para quedarse con unas tierras que no les pertenecían.

El jefe falangista Penichet arrodilló a la pobre Adela con las manos atadas a la espalda y le rompió el vestido rojo dejando sus pechos al aire, le dio una violenta patada en la cara y quedó tirada entre un charco de sangre, mientras el cojo Acosta, Paco Bravo, los guardias Pernía y Juan Santos, reían a carcajadas apurando los últimos tragos de una botella de ron del charco.

-¿Nos las follamos a todas estas putas rojas juntas en el salón de plenos del alcalde comunista? Dijo en tono burlón el moro Ahmed, el resto siguieron golpeando a las mujeres y hombres detenidos y puestos en fila contra la pared con las pingas de buey y las varas de acebuche, un grupo amplio, como de sesenta mujeres y hombres todos vecinos de Tamaraceite, con las ropas manchadas de sangre.

Adela fue condenada a muerte en consejo de guerra, luego a los pocos meses le conmutaron la pena por cadena perpetua, estuvo cuatro años en la prisión de Barranco Seco entre chinches y comida basura, Pepe su hijo de seis años iba a verla los sábados en los hombros de su padre Juan Torres, Adela lo miraba con sus ojos brillantes, el pelo rapado, una especie de fardo como vestido con un número en la espalda, los brazos y las piernas repletos de moretones.

Ahora Pepe con 87 años, los mismos que tiene la República no la puede olvidar, sigue con su sonrisa, la misma de Adela, recorriendo las calles del pueblo, me lo encontré por causalidad este lunes de mayo, la lucha sigue me dijo, el pelo enredado, la bandera roja, la solidaridad, la esperanza de un mundo mejor, la liberación de las cadenas de la opresión, sabe bien que la historia se repite.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Tokio, Japón, 25-26-27: FEMIP, intenso rol de actividades*

Tokio, Japón, 25-26-27: FEMIP, intenso rol de actividades*


VIERNES 25 DE MAYO

17:00 A 18:30 Hrs.      
REGISTRO DE PARTICIPANTES

19:00 Hrs.                    
INAUGURACION DE LA IX CONVENCION DE FEMIP Y I CONVENCION DE ASPEJA

Himno Nacional del Perú

Palabras de Bienvenida del Señor Carlos Galarzza
Presidente de la Asociación de Peruanos en Japón-ASPEJA

Palabras del Embajador del Perú en Japón, Harold Forsyth

Palabras del Señor Julio A. Salazar
Presidente de la Federación Mundial de Instituciones Peruanas-FEMIP
Presidente del Club de la Banca y Comercio

Inauguración de la IX CONVENCION DE FEMIP y I CONVENCION DE ASPEJA

Doctor Antero Flores-Aráoz Esparza
Ex Presidente del Congreso de la República del Perú
Ex Ministro de Estado en el Despacho de Defensa 
Ex Embajador del Perú ante la OEA -Organización de los Estados Americanos

COCTEL DE BIENVENIDA

DESFILE DE TRAJES TIPICOS DEL PERÚ
COSTA, SIERRA y SELVA

Sigue……………………………..

¿COHERENCIA?

¿Coherencia?

Por Andrés H. Flórez  

Bogotá, 13 de junio de 2018

Como profesor de cursos de escritura académica reclamé siempre a mis estudiantes preservar la coherencia en sus textos, advirtiendo que así como en la vida, la coherencia es una virtud muy esquiva, en la escritura lo es mucho más. El asunto va mucho más allá que errores de ortografía, sintaxis o puntuación. Llamaba, por entonces, la atención sobre las visibles fracturas entre los párrafos, ausencia de consistencia en las ideas y, en fin, lo que en diferentes teorías de la producción textual llamamos coherencia.

Ahora, cuando se esgrime la coherencia para justificar la decisión de votar en blanco en la segunda vuelta presidencial, me pregunto si este atributo es comparable cuando se emplea en el ámbito de las decisiones éticas y no en el universo de las frases en un texto escrito.

Cuando escucho a los nuevos promotores del voto en blanco recuerdo los problemas más comunes que enfrentaban mis estudiantes al atender la solicitud de coherencia que hacía a sus borradores en aras de que lograran un texto lo más coherente posible. Enumero en seguida los problemas más frecuentes en la eterna búsqueda de coherencia textual que coinciden con la búsqueda de coherencia en materia electoral.

1. Apariencia de Coherencia.

Muchos estudiantes resolvían este problema con soluciones formales o técnicas y lograban apenas una apariencia de coherencia pero, en el fondo, al menos desde mi punto de vista como profesor, carecían de consistencia.

La coherencia es un atributo implícito de los textos, es poco frecuente que un escrito haga alardes de su coherencia; en cambio, la coherencia a la que invitaba a mis estudiantes, es una cualidad que atribuye el lector al texto cuando infiere  y goza en él de esa cohesión. En el ámbito electoral vemos a muchos líderes proclamando a los cuatro vientos su coherencia como la razón principal de su decisión, olvidando que la coherencia es el resultado de una sucesión de decisiones en el tiempo y no la causa de las mismas.

2. Decir lo mismo en todo el texto

Otro error muy común entre mis estudiantes era la repetición. Para evitar caer en posibles incoherencias repetían las misas ideas a lo largo del texto. Algunos se decidían por una copia burda de las mismas palabras en el párrafo inicial y en el final, cayendo en el peor de los plagios posible, plagiarse a uno mismo. Otros maquillaban esta monotonía con la ayuda de un diccionario de sinónimos y antónimos. Mi retroalimentación para esos estudiantes era sencilla: ser coherente no se trata de decir siempre lo mismo. Muchos promotores del voto en blanco se basan en la estrategia de la repetición, es decir, como “antes dije que no votaría ni por uno ni por otro, ahora hago y digo lo mismo”. Aferrarse a una posición personal desde el inicio a pesar del cambio de circunstancias externas, o evitando toda discusión teórica, es otra forma de incoherencia.

3. Asumir la postura de indiferencia

Una decisión  muy frecuente de algunos estudiantes, sobre todo provenientes de disciplinas o ciencias que llaman exactas, era mantener una idea de coherencia en un contexto de blanco y negro, en mundos sin matices, en donde abundaban las simplificaciones, las reducciones, los lugares comunes, las clasificaciones fáciles. Para muchos promotores del voto blanco resultan iguales o equivalentes, las opciones en disputa, se escuchan afirmaciones como son igual de malos, son dos caminos equivocados, son dos extremos, etc., etc. Esas afirmaciones no resisten un mínimo análisis de evidencias historiográficas, sin embargo, para estos promotores de la pureza y la “incontaminación”, las dos opciones son igualmente nocivas.

4. No decir nada

Los estudiantes que más me preocupaban eran aquellos que sucumbían ante la hoja en blanco y terminaban escribiendo textos llenos de citas y referencias pero que estaban huecos por dentro. Esto no sólo era señal de una incoherencia mayor sino de una preocupante ausencia de posiciones y una indiferencia impuesta por las circunstancias, o sea, una indiferencia de derrota, resultado de la impotencia.

En materia electoral, este cuarto caso no sólo atañe a los líderes “coherentes” sino a todos los electores, sobre todo los jóvenes. Estas elecciones, por sus características, revisten de unas peculiaridades que reclaman todo menos su indiferencia. Son las primeras elecciones sin las Farc como factor electoral; es la primera vez que a cada lado de la disyuntiva se ubican dos visiones del mundo y del futuro; es la primera vez que superado el sofisma de la guerra contra el terrorismo, se confrontan dos proyectos de Colombia.

Lo más coherente sería entonces tomar una postura. ¡Es una obligación!

La sociedad desmemoriada*

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
15-9-2008

La sociedad desmemoriada*

No hay ser más feliz sobre los inmensos pagos del Perú, de norte a sur y de oeste a este, que el político corrupto, el intelectual mermelero (peruanismo que alude a la coima que recibe por tal o cual “trabajo”) y el gobernante episódico que basan su accionar sobre la sociedad que además de silenciosa y concesiva padece de la falta de memoria o que es simplemente desmemoriada. ¿Se puede tener memoria si jamás se aprendió historia genuina y referida al análisis exhaustivo de cuánto ocurrió en nuestra Patria? La respuesta puede tener contornos dramáticos y absolutamente penosos.

Con excepciones que parecen gimoteos aplastados por la inmensa máquina corrupta que preserva verdades plásticas, heroizantes de no pocos traidores, sublimadora de mitos, ensalzadora de apellidos y linajes, fabricada a costa del alquiler de plumas pro domo sua, la historia republicana del Perú esconde en su inmenso edificio no pocas verguenzas, múltiples traiciones y felonías al por mayor bajo el marchamo del progreso, la inversión, el desarrollo, la globalización, etiquetas todas de una luenga sinfonía de malas notas y en el festín consagratorio de taras y malas costumbres. La sociedad silenciosa calla porque se averguenza y por la simple causa que es pusilánime hasta para reconocer sus congénitas fallas en el ADN social. Pero ¡y esto es asqueante! la faceta desmemoriada deja de recordar las aberraciones y las suplanta por toneladas de palabras, edulcora realidades y construye con lodo lo que jamás pudo hacer con sacrificio y argamasa sudorosa de su propia gente. El resultado es que la palabra anemiza, envilece su contenido, es más bien máscara y antifaz que resultado del proceso del choque generador de soluciones superiores.

Por tanto a cualquiera de esos rufianes que suelen robar al estilo tradicional que tropas de ujieres que tejen habilosamente decretos, leyes, concesiones, contratos, licitaciones con nombre propio o dedicatoria tácita, se les reputa como ciudadanos capaces de ir en la cosa pública cuando su destino natural y vitalicio debía ser la cárcel. La sociedad silenciosa es incapaz de espetar su real título al caco y su frágil memoria ya no recuerda cómo se enriqueció y a quiénes perjudicó en su atrabiliaria carrera de piraña con saco y corbata.

El matrimonio de la sociedad silenciosa y desmemoriada no parece un hecho fortuito. ¡De ninguna manera! Se la alienta en todos los miedos de comunicación que desinforman y deforman contenidos, de repente porque un diario lo dice, la expresión obtiene “consagración” porque otro lo repite. No son los jueces ni las leyes actuadas meticulosa e imparcialmente las que dictaminan sobre los delitos, son los miedos de comunicación que determinan quién es y quién no es hampón. Y se da el caso que los lobos gritan: ¡al lobo, al lobo! ¿Quién moraliza a los moralizadores?

Por ejemplo: ¿cuánto de científico tiene impulsar la “memoria histórica” nacional y confinarla al estrecho margen de 10, 15 ó 20 años? Hay evidente y grosera manipulación. ¿Qué persiguen quienes así actúan perpetrando modelos erróneos que parecen decir que la historia comienza en los paraderos insuficientes así señalados? ¿puede alguien en su sano juicio aceptar que el nipón despreciable Kenya Fujimori es referente de algo? De la putrefacción social, sin duda alguna, pero de allí a sindicarlo como escalón indispensable hay un trecho bastante largo. A menos que los dineros y las contabilidades demanden tener una buena justificación, la misma que se da en recibos simples, sin mayor escrutinio porque el sistema que usan las organizaciones de nuevos gánsgteres ha sido pensada para imponer esquemas y no para estudiar absolutamente nada. El dogmatismo de nuevo cuño aprovecha muy bien de la sociedad silenciosa y desmemoriada.

Algunas veces he escuchado, no sin horror, hablar con elogio de la vigencia del prócer civil Manuel González Prada. La bidestilación de esa verdad tiene una faz agradable con la que estoy de acuerdo porque señala el verbo flamígero del escritor denunciante. Pero el otro aspecto desnuda a una sociedad que entre silenciosa y desmemoriada ¡no avanzó un milímetro desde que don Manuel la apostrofara con tanta ferocidad! Por tanto, Perú es un país estacionado en algún recoveco oscuro, apoltronado en un hueco negro, envenado por pócima paralizante que lo convierte en entelequia y no en una nación de vibrante cuerpo y energía creadora.

No hay duda posible ya, la sociedad silenciosa y desmemoriada es un baldón nacional.

¡Atentos a la historia, las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder, el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

hcmujica.blogspot.com
Skype: hmujica
………………………………..

*Publicada originalmente en la Red Voltaire, 15-9-2008 http://www.voltairenet.org/article158047.html



Entre el castellano y el japonés, una barrera aún difícil

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
4-6-2018

Entre el castellano y el japonés, una barrera aún difícil

En el marco del nutrido programa de actividades llevado a cabo los días 25-26 y 27 de mayo, en Tokio, la FEMIP (Federación Mundial de Instituciones Peruanas), impulsó la conferencia “Problemática en la pérdida del idioma castellano dentro de la nueva generación peruana en Japón”, a cargo de la docente Marcela La Madrid.

La situación, aún poco estudiada, es cómo asimilan los niños castellano-parlantes el japonés y de qué modo la escuela nipona acoge a infantes que no se adentran lo suficiente o con perfección en el idioma local. El resultado es poco constructivo sino mínimamente alentador.

Algunos de estos niños y adolescentes nacieron en Japón y son hijos e hijas de peruanos avecindados por más de dos décadas en el país asiático. Aún a pesar del tiempo transcurrido son pocos los compatriotas que manejan con fluidez el japonés. Decir que se expiden en castellano, más allá de lo necesario, es una realidad.

De lo anterior puede inferirse que el idioma, o forma de expresarse, que aprenderán estos infantes y adolescentes, será el de casa. Al llegar a las aulas y con idioma materno distinto, la dificultad se multiplica. En consecuencia sostener que su japonés es defectuoso, no constituye aserción inexacta.

¡Precisamente el cuello de botella se presenta en ese momento! Al no poder hablar con perfección el japonés por tener otra lengua natal, sufren el acoso o burla inocente de la niñez nipona en el colegio, sea primaria o secundaria.

Lo que es llamado bullying se presenta en el nivel escolar con estudiantes peruanos que sólo pueden hablar castellano entre ellos, como es obvio, pero que no alcanzan destreza en el manejo de un idioma sumamente complejo como el japonés. Como distinta es la sociedad nipona que acoge a estos inmigrantes.

Entonces son niños de origen remoto y con el castellano de casa y de origen pero que no consiguen aún la interrelación imprescindible con los niños japoneses que suprima barreras de idioma, proveniencia u origen. En buena cuenta, están al medio de una nebulosa sobre la que el Estado peruano aún no se pronuncia del todo. O es poco lo que se ha hecho.

Por ejemplo, Cancillería tiene el deber de orientar en la interpretación de este fenómeno que afecta a la base misma de la migración peruana en Japón: los niños. Además, también es previsible que el idioma castellano amengue su influencia y que hasta languidezca como medio cultural de asociación.

No se descarta que en algún momento, y por los motivos múltiples que fuesen, turismo, visita, trabajo, los que hoy son niños retornen a una tierra que no vieron nunca o la conocieron apenas y entonces deban comunicarse. ¿Cómo lo harán si el idioma lo olvidaron o es tan elemental que brillantes profesionales sean incapaces hasta de las más rudimentarias construcciones lógicas para la oratoria sencilla?

Esto no es una irrealidad, ya sucede y el tópico debiera merecer un cuidado especial de Cancillería y en dinámica relación con las instituciones que agrupan a los peruanos en Japón. Nacieron probablemente por allá pero la sociedad local posee patrones culturales muy distintos a los que vieron al crecer en casa de sus padres, los primeros migrantes. Por tanto, ¿de dónde son estos ciudadanos? No son estrictamente japoneses porque hayan nacido allí. Lo más probable es que estén registrados en los Consulados peruanos. Tampoco van a ser japoneses porque la nacionalización es harto complicada sino imposible.

¿No es acaso, entre otras misiones, tarea del Estado peruano la de preservar la nacionalidad más allá de las fronteras y, sobre todo, si son profesionales de enorme calidad que pudieran contribuir al desarrollo del Perú?

Gran interrogante que aún merece muchísimas y refrescantes respuestas.

Proclama En defensa de las Comunidades Peruanas en el Exterior

Proclama
En defensa de las Comunidades Peruanas en el Exterior
Tokio, Japón

27-5-2018

La Federación Mundial de Instituciones Peruanas, FEMIP, celebró su IX convención. La Asociación de Peruanos en Japón, ASPEJA, llevó a cabo su I gran reunión. Ambas instituciones se juntaron en Tokio, los días 25, 26 y 27 de mayo.

El embajador y ex canciller del Perú, Oscar Maúrtua de Romaña sustentó y logró, por aclamación y unanimidad, la aprobación de la Proclama en Defensa de las Comunidades Peruanas en el Exterior.

Entre sus puntos centrales la Proclama resolvió:

1.      Saludar y felicitarfraternalmente los 120 años de la llegada de los primeros inmigrantes japoneses al Perú.
2.      Congratular la promulgación de la Ley n° 30738 “Ley de reforma del artículo 52° de la Constitución Política del Perú”, del 13 de marzo de 2018.
3.      Renovar el reconocimiento de las Comunidades Peruanas a la Cancillería de la República.
4.      Insistir ante el Congreso de la República que en su pleno se discuta la creación del Distrito Electoral N° 27.
5.      Elevar a conocimiento del Presidente de la Republica, del Presidente del Congreso Nacional, del Ministro de Relaciones Exteriores, del Presidente de la Comisión Congresal de Relaciones Exteriores, así como del Presidente de la Comisión Congresal  Constitución y Justicia la presente proclama.
6.      Insistir ante el Gobierno Nacional, que se implemente y reglamente adecuada a la denominada Ley de Retorno.
7.       Continuar gestionando la prensa, foros y medios de comunicación, todo el respaldo necesario para la creación del Distrito Electoral N° 27.





Brevetes: Salmón Corp. se engulló a Regiones

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
28-5-2018

Brevetes: Salmón Corp. se engulló a Regiones

¿Cómo pudo haber ofertado S/ 2.34 por brevete en Lima, la firma Salmón Corp., a sabiendas que es a pérdida en el proceso del cual no se sabe nada porque ahora son 5 los meses sin licencias de conducir como ha anunciado el MTC? No se compra pan, para vender pan, sino tortas. Aquí hay algo inexplicable.

Esta empresa Salmón Corp., cobra en Región Tumbes: S/ 17.43; Arequipa: S/ 9.99; Lambayeque: S/ 9.34; La Libertad: S/ 5.19 (tecnología papel sintético Teslin). Esta sola lectura revela que en la ciudad más cara del Perú, la capital Lima, la licencia de conducir costaría la 7ma parte de lo que vale en Tumbes. ¡Un absoluto contrasentido de nula comprensión económica!

¡Nótese que en La Libertad con la misma tecnología de papel sintético Teslin, la empresa Salmón Corp. cobra S/ 5.19, prácticamente el doble que en Lima que es el referido S/ 2.34! ¿Es La Libertad una región más cara que la capital o a río revuelto, ganancia de pescadores?

En efecto ¿por qué los Gobiernos Regionales aceptan pagar precios dos, tres, cuatro, ochoveces más caros que en Lima por el mismo producto, el brevete? Esto solo puede suceder porque quienes controlan las compras en esas regiones, no saben lo que hacen o lo saben muy bien y a pesar de los costos, se hacen de la vista gorda. Y donde hay corruptos, es porque hay corruptores.

El mercado conquistado por Salmón Corp. al interior del país, es compartido por otra empresa Polysistemas y ambas usan la retransferencia térmica e impresoras Fargo para la confección de brevetes que ninguna otra empresa puede vender por el acuerdo comercial que tienen. Y los precios siempre altos. Y trabajan en algún tipo de sociedad. En carta notarial que me enviaron hace años firmaban tres personas: uno por Salmón Corp, otro por Polysistemas y ………………….. ¡nada más ni nada menos que Paul Concha Revilla que era abogado de ambas firmas comerciales!

Como puede verse en archivo adjunto, los personajes en el MTC aparecen con frecuencia y a partir de marzo del 2017, el señor Paul Concha quien, de repente sin saberlo, permitió que su ex pagadora, Salmón Corp., dinamitara un primer proceso de licencias de conducir, por preguntar mañosamente lo que ya había hecho en la etapa de consultas para auto-excluirse; y también que su despacho confeccionase un informe favorable a la “unificación” de tecnología (léase retransferencia térmica e impresoras Fargo) y de un segundo proceso del cual no se sabe ¡absolutamente nada!, sólo que NO HAY BREVETES POR 5 MESES.

Entonces es fácil inferir que con los precios que Salmón Corp. cobró o cobra por la unidad de brevetes al interior del Perú, hizo caja millonaria para ofrecer al MTC en Lima, la irrisoria cifra de S/ 2.34. A menos que se hayan vuelto locos y trabajen a pérdida.

No está demás decir que Salmón Corp., carece de cualquier experiencia en la confección de brevetes con la tecnología de papel sintético Teslin, o sea que si fallan o lo hacen mal, el asunto se pondrá más feo aún de lo que ya está con el desabastecimiento de brevetes que tiene disgustados a los usuarios en la plaza más importante, Lima.

El uso de las impresoras Fargo y la tecnología de retransferencia térmica para brevetes, más cara y con proveedor monopólico viene en el MTC desde el 2008 (10 años atrás) y tuvo en un funcionario, Guillermo Aguilar Mellarez, su más entusiasta propulsor. En el 2015, Salmón Corp., presentaba a este empleado del MTC como orientador suyo, como es de verse en el email a la vista que ¡jamás! ha desmentido dicha persona. No solo eso: en la lista de textos de nuestra investigación, también se consigna la pobrísima hoja con sus notas universitarias, lo cual para el señor Paul Concha, parece no importar nada.

En síntesis: Salmón Corp. engulló a las regiones con brevetes a precios astronómicos y eso podría haberle dado la caja suficiente para presentar una oferta económicamente absurda en Lima.

Sabemos que en las Regiones ha habido inquietud y sorpresa. Al parecer no todos estuvieron enterados de esta clase de desmanes económicos y precios tan altos. ¿Qué harán al respecto? No lo sé, pero de que fueron engullidos por largos años, no hay pizca de duda.



Paul Concha denunciado por patrocinio ilegal incompatible

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
22-5-2018

Paul Concha denunciado por patrocinio ilegal incompatible

En la 6ta Fiscalía Provincial Penal de Lima, el actual Director General de Transporte Terrestre del MTC, Paul Concha, fue denunciado por Delito Contra la Administración Pública. El documento fue presentado por Juan Manuel del Castillo representante de Lidercon SAC. (Ver documento textual adjunto).

Según el tenor del asunto Paul Concha, ya como funcionario del Estado, habría estado patrocinando los intereses de particulares con los que guardaba vieja relación y de la que nunca abdicó o renunció por escrito en ninguna parte. Además, había sido abogado desde antes, de la empresa privada.

Una pregunta simple: ¿los funcionarios del Estado están facultados para orientar, aconsejar o conducir en la sombra a firmas particulares contra el Estado que les paga el sueldo? Leamos párrafos resaltantes. (NdE)

-“Mediante Resolución Ministerial Nº 178-2017 MTC/01 de fecha 24.03.2017, el denunciado es designado en el cargo público de confianza de Director General de la Dirección General de Transporte Terrestre del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, el cual tiene entre   otras atribuciones, el otorgamiento de autorizaciones a las empresas para brindar el servicio de revisiones técnicas vehiculares a nivel nacional, no habiendo comunicado al MTC que dicha persona en su calidad de abogado asesora a distintas empresas del rubro de revisiones técnicas vehiculares como son las empresas RTP, HERSA, CEDIVE entre otras, lo cual constituye un conflicto de intereses que le imposibilitaría ostentar dicho cargo. Cabe señalar  que los conflictos de intereses radica en la confrontación del deber público con los intereses  privados del funcionario, como es el de beneficiar a las empresas que asesora y de las cuales  es apoderado como en el caso de CEDIVE, lo cual muchas veces pueden derivar en corrupción o en el uso indebido del poder público para beneficio particular, como ha ocurrido  en el presente caso con la empresa RTP, conforme pasaremos a detallar.”

-“No obstante ello, al día siguiente hábil que el administrado puso en conocimiento del  Director General la medida cautelar recaída en el Expediente Judicial Nº 5516-
2017 (mediante Hoja de Ruta Nº E-162277, el denunciado PAUL ENRIQUE
CONCHA REVILLA en su condición de Director General de Transporte Terrestre con fecha 26.06.2017, expidió la Resolución Directoral Nº 2886-2017- MTC/15 mediante el cual   autorizó a la empresa RTP a operar un Centro de Inspección Técnica Vehicular en el distrito  de San Luis, no obstante que dicha empresa se encontraba inhabilitada para obtener nueva  autorización, no existiendo pronunciamiento judicial que habilitará a la empresa RTP a obtener nuevas autorizaciones como CITV.”


-“Ello acredita que el denunciado PAUL ENRIQUE CONCHA REVILLA ha otorgado la  autorización actuando en beneficio de los intereses de su siempre patrocinada empresa RTP, contraviniendo el interés general y, por ende, la resolución de la SUTRAN sin contar con mandato judicial que así lo autorice, ello implica la comisión del delito de patrocinio ilegal incompatible, debido a que valiéndose de su calidad de funcionario público patrocina  intereses de particulares, en este caso de RTP, ante la Administración Pública, lo que vengo a denunciar a fin de contribuir a fortalecer la confianza ciudadana en el Estado, a través del control social y una cultura de transparencia en la gestión pública.”


More posts are loading...